La Alternativa


Superman Returns, la decepción.
septiembre 28, 2006, 8:51 am
Filed under: Cine

La desafortunada eleccion de cartel en España.Año: 2006.
Duración: 154 minutos.
Nacionalidad: Estados Unidos.
Director: Brian Singer.

Lo cierto es que este proyecto ha tenido muchos bandazos y empezó hace bastante tiempo. Tenemos aquella versión que iba a realizar Tim Burton junto con Nicholas Cage y Kevin Smith de guionista con el productor de Wild Wild West. Pero fue un fracaso (por suerte) y la Warner Bros tenía la intención de hacer regresar al superhéroe que tantas buenas críticas y éxito en taquilla cosechó bajo las manos de Donner y Christopher Reeve en aquella época donde los efectos especiales sorprendieron hasta el punto en hacer famosa la frase de “creerán que un hombre puede volar”. Por fin, esa frase volvió a tener relevancia gracias a Bryan Singer, que tomó los mandos con una visión muy clara de lo que quería hacer tras abandonar a los mutantes de la competencia. El director tuvo la idea de realizar la continuación de las ya nombradas películas clásicas de Donner, justo después de Superman 2 y obviando por completo la tercera y la cuarta parte, haciendo como si nunca hubiesen existido. Cosa que tampoco significará una pérdida para muchos fans del superhéroe, por otra parte.

Clark, ¿donde coño miras? Coges actores jovenes y mira lo que pasa.La verdad, creo que esa idea estaba llena de problemas desde un primer momento, porque es difícil continuar algo de hace tantos años, con actores mucho más jóvenes (el casting fue y es polémico, demasiado jovial para tratarse de un “cinco años después”) y bajo una perspectiva que ahora no puede funcionar tan bien como antes, con un ambiente demasiado retro como para que resulte lo suficientemente atractivo. Lo curioso es que al final se queda como un relato atemporal, no se sabe bien de qué época estamos hablando porque por mucho que parezcan los años 40-50, hay teléfonos móviles y pantallas planas de plasma, por lo que deja con un sentimiento de estupefacción muy extraño. Siendo el director que pretendía plasmarnos a los mutantes dentro del mundo real, lo cierto es que su Superman no parece de nuestra época, ni tan siquiera de nuestra Tierra. Es algo que hay que tener presente a la hora de ver la película.

Superman, ¿tanto te cuesta poner un candado? La película trata del regreso de Superman tras haber estado cinco años fuera para explorar el espacio, concretamente la zona donde Krypton explotó, porque se habían encontrado restos de dicho planeta y la tentación de ir a comprobar si quedaba algo en pie era demasiado jugosa para el hombre de acero. Sin embargo, hace esto sin despedirse siquiera de Lois y en su regreso, tras haber abandonado durante tan largo tiempo la Tierra, se encuentra con que las cosas han cambiado bastante (por ejemplo, seguro que se quedó estupefacto al ver que la tecnología había avanzando tanto en tan poco tiempo, móviles y ordenadores de pantalla plana debieron de dejarle estupefacto). Mientras tanto, Lex Luthor había sido liberado de la cárcel porque… resulta que no tenían cargos contra él (ejem… ¿no es suficiente con haber intentado hundir gran parte de la costa Este de los Estados Unidos? Vale que nuestro sistema penitenciario está en las últimas, pero esto me parece excesivo) y Superman era el único que podía testificar contra él (pero… pero… ¡¡pero si en Superman 2 escapó de la cárcel!! Ay madre…), por lo que intenta llevar a cabo un plan para poder hacerse rico con el mayor número de víctimas posibles y con la misma idea de la posesión de tierras, solo que aprovechando los recursos del planeta Krypton, saqueando la Fortaleza de la Soledad (y es que allí entra cualquiera, no es la primera vez).

Jimmy Olsen... con pajarita y Clark mirandolo mal, no me extraña.Como habréis podido notar con el resumen, la suspensión de incredulidad es enorme, sobre todo cuando se trata de pensar en la increíble coincidencia de que cuando se va Clark también se va Superman y que cuando éste vuelve… Casualidades de la vida, también llega Clark al Planet, ¡y encima le readmiten tras tanto tiempo sin preguntarle siquiera!
Aparte de que su ida es demasiado apresurada, ha estado cinco años fuera y no le importó lo que pensara Lois, ni tan siquiera se despidió de ella (palabras textuales de la chica, ojo), pero lo gracioso es que la chica es la única que se ofende por la actitud y la desaparición de Clark, a Perry y a Jimmy (que no crece, permanece exactamente igual, tiene el síndrome Franklin Richards) les da igual y lo obvian como si tal cosa. Es más, como bien dice Luthor, Superman es un superhéroe que no se preocupa por el destino de los villanos que atrapa tras derrotarlos, pero es que ni siquiera se preocupa por ponerle un candado a la Fortaleza de la Soledad, de la cual tenía conciencia Luthor y resulta abrumadora la manera en que el villano la encuentra, y para colmo activa lo que busca sin la más mínima complicación. Vale que el director pretendiese que el corazón de los nostálgicos diese un vuelco tras reproducir con ordenador (unos veinte segundos como mucho, no os vayáis a creer) el rostro de Marlon Brando, de nuevo como padre de Superman en los cristales, pero esto es ridículo.

Mmmh... Esa tira comica de Spiderman es muy simpatica.No hay duda de que esos cinco años de Superman desaparecido dentro de la película son un metalenguaje que es paralelo a la realidad, el superhéroe ha estado ausente en las carteleras de cine durante un largo tiempo y ha llegado para quedarse, pero creo que argumentalmente lo han hecho fatal y sin dar la más mínima explicación de los actos del protagonista, al final todo queda realmente forzado.
Lo dicho, son muchos los detalles que hacen que el guión resulte muy absurdo, también podría detenerme en el tema de la relación entre Lois y Clark tras el retorno de este último, y es que parece que este pretende camelársela tras desaparecer durante cinco años y estar comprometida con otro hombre (Richard, interpretado por el actor de Cíclope, el cual nos deja un dejá vu muy grande en esta película), lo cual ya escama bastante. Y si nos centramos en el final, la manera en que se resuelve todo y demás… Bueno, digamos que no se estrujaron demasiado la cabeza. Detalles, detalles, detalles, Singer es muy bueno en ello técnicamente hablando, pero en cuanto a guión creo que lo hizo mucho mejor en X-men 2.

Zorra, se mira pero no se toca.Otro grave problema de la película es que es excesivamente parecida a la clásica, hasta el punto en que parece un remake. La historia es practicamente la misma, salvando ciertos subargumentos como el hijo de Lois y la ausencia de Superman tras tantos años.
Ejemplos, repetimos escena donde el superhéroe trata de salvar una zona de los destrozos ocasionados por desastres naturales provocados por Luthor, momento romántico donde se lleva a Lois a volar (creo que es hasta la misma música, pero esto no me atrevería a afirmarlo), escenas donde se ve a un Clark jovencísimo que empieza a descubrir sus habilidades y poderes en Smallville, Luthor contando su plan exactamente del mismo modo, con mapa incluido. También vemos al mismo villano empleando nuevamente la kriptonita para poder medirse contra el invulnerable Superman (porque parece que si no, no hay manera, Singer debería leerse Superman: Las 4 Estaciones), la chica del villano (que ahora no es Teschmacher, sino una tal Kitty) que al final resulta traicionera porque parece hacerle tilín el superhéroe de acero… En fin, demasiadas similitudes y creo que a Singer se le va la mano cosa mala con la nostalgia y los “homenajes” hasta el punto de repetir trama general.

Me encanta ser mu malo y vestir con clase.Y encima está Luthor, tan calcado de las antiguas que se echa mucho de menos al moderno, al que remodeló Byrne, ese tipo maquiavélico y manipulador que no tiene escrúpulos para Superman pero que no tiene intención de matar a nadie, solo de sacar provecho de cualquier cosa, con cierto toque de ambigüedad que aquí se ha echado de menos. Lo cual es una pena, porque sus palabras al principio de la película sobre el mito de Prometeo eran bastante prometedoras, sigh.
Para colmo, su nuevo plan me parece bastante absurdo, quiere hacer, literalmente, Krypton en la Tierra empleando los cristales de la Fortaleza de la Soledad. ¿Para qué? Pues para vender luego esas tierras, porque son ricas y tienen la mayor defensa posible, nadie podría hacerle frente con ellas. O eso dice él, porque este personaje habla mucho, pero nada de lo que dice se ve reflejado y a mí me habría encantado ver cuáles son exactamente las defensas de esa isla de Kriptonita tan aparentemente inhabitable, sin recursos minerales y toda escarpada, repleta de estalagmitas afiladas por todas partes. Así pues, a primera vista no sé quién la querría y no comprendo cómo pretendía defenderse el villano en ese lugar, sin electricidad, con cuatro pistolas y poco más. También me gustaría saber quién sería el guapo que le pagaría por las tierras, porque bastaría con pegarle un tiro en medio del terreno y adiós muy buenas, el suelo es mío. Sinceramente, yo a este Luthor no lo veo nada inteligente.

Hay una guerra en Irak, pero mejor me voy a atrapar a unos atracadores de bancos.En fin, me he centrado en los aspectos negativos, ahora tocan los positivos, el director: Bryan Singer.
Sí, el aclamado director de las dos primeras de X-men tiene talento, mucha mano para emocionar y maravillar, mima mucho sus películas y se vuelca en ellas, quiere hacerlo lo mejor que puede. E incluso aquí se nota a pesar del guión, porque su Superman es, físicamente, una versión muy superior a la vista en las clásicas (en mi opinión), y no porque los efectos especiales hayan mejorado (que también tiene mucho que ver, la escena del avión es la más impresionante de toda la película) sino porque logra que parezca la primera vez que vemos los poderes de este superhéroe en todo su esplendor, le da un toque de magnificencia tan meticuloso y ocurrente que maravilla, algunos momentos como la bala en el ojo y Superman recargándose al sol son preciosos, auténtica poesía visual. Ciertamente, a este director le encanta Superman, lo ha divinizado tanto que se fijó más en él que en el propio Clark Kent, el cual está mucho menos desarrollado que de costumbre, hasta el punto en que ni siquiera vemos donde vive ni nada de nada. Tanto humanizar al personaje y al final olvida por completo al alter-ego.
También hay otras muchas escenas donde se nota la mano de Singer, como la del piano con el matón de Luthor y el hijo de Lois, auténtico suspense de categoría, muy bien rodado. Por no hablar del momento en el que la familia al completo se encuentra encerrada en una parte del barco bajo el agua. De no ser porque sabía que era una película de Superman creería que no se iban a salvar.

Niño, no te he oido bien, ¿que has dicho exactamente sobre mi santa madre?

Otro buen detalle son las frases del padre de Superman, Jor-Ly, recordando qué hace en el mundo y cuál es su misión, para lor y gloria de los aficionados a las antiguas, que vuelven a oír las palabras de Marlon Brando bajo otro contexto, ya que el superhéroe las retoma para su hijo, convirtiéndose entonces en padre. Y es aquí cuando llegamos al mejor momento de la película, cuando Superman ofrece a su hijo dichas palabras. Y al menos el crío no se hace repelente a lo largo del filme, algo que me daba mucho miedo en una película de estas características.
Sin embargo, y volviendo a los aspectos negativos, el actor que hace el chico no da la impresión de tener cinco años, casi parece que el superhéroe abandonó realmente a un bebé y la verdad es que me sorprende, porque hasta la respuesta del director en una entrevista tras preguntarle qué fue lo que pasó exactamente antes de que el hombre de acero se fuera de la Tierra es que simplemente no la tuvo en cuenta y lo dejó en el aire. Casi nada.

¿Que hace Ciclope sin gafas en el Daily Planet? ¿De incognito?Sobre los actores, Brandon Routh es Superman, da la talla y casi es mejor que el propio Reeve en algunos momentos, no me lo esperaba tras haberle visto en algunas fotografías y siendo un novato. Kate Bosworth como Lois, sin embargo, es un error, demasiado joven para ser madre y no es creíble que pueda ser la misma de las originales. Kevin Spacey hace lo que puede y calca el Luthor de Gene Hackman, para bien y para mal, a mí personalmente me ha disgustado demasiado su excesiva expresividad, sobre todo cuando cuenta todo su plan (sigh) a Lois. James Mardsen no lo hace mal y cumple su papel de humano que puede ser tan héroe como Superman, lo cual no está mal. Aunque… en algunos momentos ese aire de boy scout recordaba demasiado a Cíclope, pero menos angustiado y al menos su personaje, en esta ocasión, es el humano de buen corazón que puede rivalizar con el extraterrestre de grandes habilidades, sin ser el típico antagonista que no nos daría pena que se fuera con la chica del protagonista, de hecho es todo al contrario. Huntington es el Olsen más repelente que haya visto, tiene tal cara de bobo durante toda la película que casi dan ganas de tirarlo por la ventana o macharlo sin misericordia. Frank Langella, sin embargo, es un excelente Perry White, aunque se le ve un poco “apagado” en comparación al actor de las clásicas, que era más expresivo.

Superman Returns no me parece una obra maestra a reivindicar, como dicen algunos, más que nada porque está demasiado apegada a las antiguas y retoma el argumento general del villano hasta el punto de hacer que el argumento pierda todo interés, sobre todo con el forzoso deux-machina final.
Creo que está película sin la dirección de Singer no sería nada, no al menos con este guión que carece de personalidad propia, ya podría haberse basado en un cómic por lo menos. Una pena.

Anuncios


X-men 3, la decisión final.
septiembre 17, 2006, 7:01 pm
Filed under: Cine

Total, de aqui algunos personajes ni salen cinco minutos.Año: 2006.
Duración: 104 minutos.
Nacionalidad: Estados Unidos.
Director: Brett Ratner.

Siempre he tenido cautela en este blog para reseñar películas de superhéroes, sobre todo porque siempre he querido ofrecer variedad más allá de cómics y demás personajes del género de los tipos con poderes enfundados en mallas. Pero lo cierto es que tarde o temprano iba a comentar alguna adaptación del género y esta no es la primera vez que lo hago, pues Daredevil y Elektra tuvieron ya su crítica en su momento, más que nada por la terrible decepción que me supusieron ambas, las peores de Marvel en mi opinión. Y ahora le toca el turno a la tercera y última parte (por ahora) de una saga tan magnífica como es la de X-men, iniciada con mucho acierto por Singer, el director que logró aupar el género superheroico al cine, dándole madurez y haciéndolo creíble. Los mutantes en la pantalla grande sorprendieron a propios y extraños con un relato que se dirigía más al género de ciencia ficción que al de los superhéroes, aun siendo héroes contra villanos en la primera parte, cosa que se complicó bastante en la segunda con la guerra contra los humanos que pretenden cometer un genocidio por miedo a lo que desconocen y no comprenden. Es realmente una adaptación perfecta, el espíritu de Claremont fue llevado con destreza a la gran pantalla en las dos primeras partes, que se prestan a futuros artículos analizándolas. Sin embargo, es curioso que empiece por la última, que ni tan siquiera está dirigida por Singer.

La ostia, que la muerte está muy viva...Cuando todos nos enteramos de la ida del director nos llevamos las manos a la cabeza. Muchos nos preguntábamos cómo era posible que abandonara una saga que había empezado y ni tan siquiera había finiquitado, sobre todo con el increíble cliffhanger que nos dejó en la segunda parte, con esa Jean Grey “muriendo” en las aguas del lago Alkani, para salvar a sus compañeros, dando muestras de la increíble y desmesurada evolución de su propio poder telekinético.
Al final, Singer se fue a la competencia para hacer el retorno de Superman (de esta película hablaré laaargo y tendido, no temáis) y los fans mutantes nos quedamos defraudados, con miedo por saber qué iba a ser de la franquicia y quién iba a contarnos la historia del Fénix cuyo prólogo tanto nos había impresionado al final de la segunda parte. Las primeras noticias no fueron nada halagüeñas y el primer director asignado no podía ser más decepcionante o temido, un novato que respondía por el nombre de Matthew Vaughn, cuyo mayor logro era ser marido de Claudia Schiffer. Por suerte (o por desgracia, nunca lo sabremos, aunque no apostaría por él), al final acabó abandonando el proyecto por razones personales que nunca sabremos con certeza y dejó paso a Brett Ratner, curiosamente uno de los que iban a encargarse de Superman, ironías de la vida. Las buenas noticias fueron en un principio que los actores repetían, asegurando así la continuidad de la saga y el primer trailer sorprendió muchísimo, nadie se lo esperaba tan atractivo. Pero cuando llegó el segundo… los vítores fueron abrumadores y el interés aumentó progresivamente ante tanto adelanto, llegaron hasta a subir siete minutos de película.

Con esas alas podria ganar mucho dinero en el Vaticano.¿Y al final qué tenemos? En un principio cabría destacar una trama que recoge demasiados elementos como para poder presentarlos debidamente en hora y media de película, una escasa duración para el desenlace de una saga que se ha ido desarrollando a lo largo de dos largometrajes, el segundo de más de dos horas de duración. No obstante, lo escogido es interesante y el tema de la cura que presentó Whedon en Astonishing X-men es presentado como una evolución más que coherente del tema mutante, por no decir que es un argumento que ofrece muchos puntos de vista en lo que a moralidad se refiere, ofreciendo un mensaje al mundo real. Con esto quiero decir, ¿tiene que ser una vergüenza ser mutante, debemos sentirnos obligados a no serlo en un mundo que nos odia y nos teme, o acaso es patético el que nos den la posibilidad de elegir? Así es como el personaje de Pícara es el máximo exponente de esta parte de la trama, que es la que al final toma la decisión final que parece rezar el título de la película.
Pero todo gira alrededor de dicha cura, los X-men se ven influenciados por los ataques terroristas que Magneto empieza a organizar en contra de la cura, poniendo de su parte a mutantes ofendidos por la creación de la misma para desatar la guerra de la que siempre había hablado. Aún así, no es lo único de lo que va la película, también tenemos el regreso de Jean Grey, que supuestamente murió en la primera parte y regresa para desvelar los secretos de un Charles Xavier que se desvela como el maestro manipulador que es, haciendo las cosas por el bien de la humanidad en general, pero pensando que el fin justifica los medios. Así se lo hace ver un Lobezno ofendido al ver lo mucho que ha tanteado en la mente de un ser humano como es la pobre Jean.

Esta escena provoco taquicardias a los padres que iban con sus hijos en la sala.En primer lugar hablaré de la adaptación, la película ofrece una visión un tanto simple del Fénix que no tiene nada que ver con los cómics. No tenemos al imperio Shi´Ar, no contamos con una entidad espacial que aspira a sentir lo que los humanos sentimos tras poseer el cuerpo de uno de nosotros, no vemos siquiera el ave de fuego… No, el Fénix es simplemente la manera que tiene Xavier de llamar a la segunda personalidad encerrada en el subconsciente de Jean, esa parte que recoge todo el poder que corrompe a la persona que lo usa y es un grave peligro para quien esté en su alrededor y se convierta en su víctima. No es que esté mal esta versión del personaje, de hecho es una evolución más que coherente teniendo en cuenta lo visto en las anteriores películas y el progresivo aumento de los niveles de poder de Jean, que pasó de levitar una simple jeringuilla a detener una masa de agua más que destacable mientras anclaba el peso del Pájaro Negro sobre el suelo. Lo que sí que no concuerda es la nula aparición del pájaro de fuego, quien me diga que no soy coherente con este hecho tras la explicación dada en esta película, debería dar un repaso a la segunda parte y ver la silueta del final o cuando las llamas salen del cuerpo de la mujer justo antes de morir, por no hablar de las que aparecen en sus propios ojos mientras expresa su temor o sorpresa al ver algo que no sabía que tenía en su interior.

Zorra, mi vestido es mejor y la peineta me la quedo yo.

Para colmo, los problemas con el actor que interpreta a Cíclope lo sacaron de la película y recibe un desenlace más que desafortunado que ni tan siquiera es mostrado con claridad. El argumento del Fénix cojea en cuanto el personaje de Scott Summers desaparece de la ecuación y pasa al ostracismo. Eso sí, los que no conozcan el cómic apenas echarán en falta a este personaje, tan poco lúcido en partes anteriores.

Cuánto tipo de azul, esto parece la adaptación de cierta obra de Peyo.Por lo demás, hay detalles que dan un poco de vergüenza ajena, sorprende ver a Calisto de una manera tan radicalmente distinta y protagonizada por una actriz que es demasiado guapa para ser ese personaje. Por no hablar de que los poderes no se corresponden y parece sobrar un poco esa rapidez made in Mercurio de la que hace gala, por no decir que la manera en referirse a los mutantes por niveles parece de un videojuego, creo que queda fatal en la película y se presta a muchos chistes fáciles. Aparte, los morlocks son inexistentes y solo vemos a una panda de mutantes que pretenden seguir a Magneto porque defienden su causa. No es que esté mal, pero es una pena que desaprovechen una escena en los túneles del subsuelo y más mutantes deformes, que es algo de lo que peca la película, de una terrible falta de imaginación a la hora de presentar cierta variedad de mutantes, porque los únicos interesantes son algunos como esa extraña Arco Voltaico, el Juggernaut (que hace de villano sin ser hermanastro de Xavier, algo que no me importa demasiado, la verdad sea dicha) y poco más, porque Pincho me pareció un mutante realmente pobre.
No obstante, en el bando de los buenos tenemos una excelente Bestia protagonizada por Kelsey Grammer con muchísimo acierto y captando de sobra al personaje. Y no es el único, Gatasombra es la encantadora chica que atraviesa paredes, la Kitty Pryde que todos soñamos ver en la pantalla grande, también la han captado a la perfección, aunque se permiten la licencia de hacerla partícipe de un trío amoroso con Bobby y Pícara, necesario para la elección final de la segunda. No obstante, se hecha muy en falta la ausencia de Rondador Nocturno, que ni tan siquiera tiene explicación.

Fuego VS Hielo, se ve�a venir.

Hasta ahora parece ser que solo sé sacarle puntos negativos a la película y podría decirse que no me gustó nada o no lo suficiente. La verdad es que la primera vez que fui a verla salí escaldado del cine, completamente decepcionado e incluso muy triste por el resultado, que no era todo lo grandioso que esperaba. Realmente echaba en falta la presencia de Singer y su propia personalidad en la película, se nota muchísimo su ausencia y en general el tono ha dado un giro radical, pasando a ser menos introspectivo y con mucha más acción y espectacularidad. Eso en ciertos argumentos con tantas posibilidades y tan extensos como los presentados aquí en hora y media de película es preocupante, los personajes no están del todo desarrollados y algunos parece que estén por estar, como Coloso (que si habla durante la película no me acuerdo) y ese Ángel que tiene un debut impresionante para acabar yendo a la mansión de Xavier con más pena que gloria, de una manera bastante pobre, sin hacer nada durante toda la película que no sea un cliché absurdo y predecible cerca del final. También fracasa técnicamente en algunas partes, no tiene el mimo que Singer dota a sus películas, ese enfermizo gusto por el detalle y esos enfoques que tanto sorprenden al estilo Dama Mortal VS Lobezno en X-men 2, donde hay escenas que realmente impactan. Cosas como esa manera de hacer que Logan masacre todo lo que tiene por delante sin que sus garras jamás estén untadas de sangre (vale que es una película para todos los públicos pero… joder, hay maneras ingeniosas de ocultarla), o algunos efectos especiales donde se notan demasiado los cables, algunas peleas que no tienen ningún ingenio y apenas destacan como la de Juggernaut contra Lobezno (con esos techos de mantequilla), etc, etc.
En definitiva, la película me decepcionó por lo que pudo haber sido y por lo que exigí en ella.

Los niños vencen al malo maloso.Sin embargo, todas estas carencias quedaron relegadas en un segundo plano tras el segundo visionado, que me sorprendió muy gratamente y me hizo ver muchas de las virtudes mostradas en este filme de Ratner.

Para empezar, hay muchísimos guiños para los fans de los mutantes, ese lanzamiento especial entre Coloso y Lobezno, así como la manera en que nos es mostrada la Sala del Peligro nada más empezar la película son una “delicatessen” para los lectores que deseaban ver esas escenas del cómic convenientemente recreadas en una película. Aparte de que hay escenas tan potentes e impactantes que te hacen olvidar esa introspección y desarrollo de personajes del que hablaba anteriormente. Por ejemplo, por mucho que el Fénix no tenga ese efecto especial de las llamas que tanto eché en falta, lo cierto es que han sabido plasmarlo con acierto. Esa Jean Grey poseída acojona, y mucho, recuerda un poco a Carrie en algunas ocasiones (por no hablar de la herencia Willow), pero es que la Famksen está soberbia e interpreta a una mujer ávida de sensaciones que quiere exteriorizar con su poder hasta las últimas consecuencias. La batalla mental que sostiene contra Xavier es de órdago y es ahí donde el director se sale, logrando una intensidad muy emotiva que se sostiene con la excelente banda sonora de Powell. Yo recuerdo no pestañear mientras el calvo de la silla de ruedas era suspendido en el aire justo antes de que ocurriera algo que estaba previsto pero no podía imaginar cómo.
Y no es lo único, la “pelea” (realmente no es tal) entre Kitty y Juggernaut es francamente divertida, muy agradable de ver sobre todo por el ingenio de Gatasombra, que vence a un tipo enorme aparentemente imparable. Además, el Hombre de Hielo nunca fue lo que su alias indica, pero en la gran batalla final contra Pyros, se hace realidad algo que todos estábamos esperando. Otro momento impactante sería el rescate de Mística y el final con Lobezno y Fénix, por no hablar del escarceo entre ambos, cuando se dejan llevar, pensaba que los padres iban a llevarse a sus hijos del cine, jooder.

Esa Jean oscuraaa, Famke Jansen for president.Por otro lado, los personajes no están desvirtuados y se nota la presencia de un guionista que ha estado ahí a lo largo de la saga, los guiños a las partes anteriores están presentes y recuerdo la emoción al ver a Magneto soltando un discurso a Pyros tras haberse metido éste con Xavier y en la batalla al dirigir a sus mutantes como si fueran piezas de ajedrez: –Primero los peones (los mutantes que reciben el primer impacto), luego el caballo (la mismísima Arco Voltaico), la torre (Juggernaut), el alfil (Pyros) y, aunque cae el rey (Magneto), todo acaba con la Reina (el Fénix). Pero es que todavía hay muchísimos más paralelismos, cosas como el despertar de Jean en el quirófano de la mansión de la misma manera en que encontró a Lobezno en la primera parte, o cuando Magneto juega solo al ajedrez al final de la película porque simplemente no acepta a otro contrincante, cuando éste trata de recoger las pistolas con su poder magnético y ve que son de plástico (entonces es cuando dice que han aprendido). Sin olvidar la conversación entre Pícara y un Lobezno que deja de ser paternal, etc, etc.

La película está repleta de grandes detalles, algunos geniales, que compensan todos los fallos que se puedan ver en ella y tiene un ritmo perfecto que no aburre en ningún momento, así como la acción en gran escala que se encontraba ausente en partes anteriores. En definitiva, no es mala película en absoluto, es una notable película de acción con grandes momentos y un mensaje. Es cierto que los argumentos no se terminan a desarrollar del todo y se echa en falta un poco más de ambición en la adaptación, el toque de Singer que aquí se encuentra ausente por culpa del abandono del director (ya sea por los problemas que ha tenido por la FOX o la ilusión que tenía por realizar una película de Superman), aparte de que tiene algunos fallos que son lamentables.

¿Que podría haber estado mucho mejor? Ya lo creo, pero también pudo haber estado mucho peor y la verdad es que considero que este desenlace es perfecto para la saga. A mí me gusta X-men 3, no es que mejor que la segunda parte pero es una adaptación más que correcta de la Patrulla-X que tanto veneramos los aficionados a los mutantes.



El Código Da Vinci, ¿por qué tanto odio?
mayo 21, 2006, 3:36 pm
Filed under: Cine

El código lo deben resolver ellos, George Stobbart y Nico... supongo.Año: 2006.
Duración: 149 minutos.
Nacionalidad: Estados Unidos.
Director: Ron Howard.

Antes de ir a verla al cine (pues he leído el libro antes y me atraía la idea de ver cuánto lo habían respetado) me estaba encontrando con miles de críticas negativas, siendo la más persistente la de que estamos ante una película soberanamente aburrida, anticlimática y pretenciosa. Pero en el Festival de Cannes los críticos no se quedaron cortos, y no mostraron ni un atisbo de piedad a la hora de hablar de ella, la han tildado de bodrio, torpe, basura y porquería. Para mí, en mi opinión, aquellos que utilicen estos apelativos para referirse a una película de una manera un tanto altiva, no son críticos que me parezcan juiciosos y dignos de ese nombre, a no ser que sean capaces de explayarse con unos argumentos lo suficientemente convincentes. El caso es que esta adaptación ha cosechado muchísima mala fama, ya sea porque está basada en uno de los best-sellers más extraños de la época (pues no es un gran libro que merezca tantísimas ventas, que digamos, aunque tampoco lo calificaria de bodrio y creo que hay libros con mayor fama muchísimo peores) o por la polémica que ha surgido por el uso que hace Dan Brown (el escritor del mismo) de la Iglesia y, sobre todo, del Opus Dei.

Aqui pone... Tonto el que lo lea... UPS.

Sorprendentemente, quizá por haberlo leído, la película me ha entretenido y enganchado bastante, me ha dejado literalmente pegado a la pantalla, de hecho han sido dos horas y media que se me han pasado volando. Además, no solo sigue a la perfección el argumento del libro, sino que encima tiene una calidad técnica sobresaliente, a esto me refiero que he quedado gratamente sorprendido ante ciertas escenas de flashbacks sobre la Historia antigua, con los Templarios en plena batalla o las localizaciones de la película, desde luego se nota el presupuesto.

Diria que ella esta disfrutando, pero mejor no me arriesgo a asegurarlo...Estamos ante la historia de Robert Langdon (Tom Hanks), un historiador que se ve involucrado en un asesinato donde nada es lo que parece y en él hay unas pistas para desvelar un enigma que podría cambiar la Historia (así, en mayúsculas) tal y como la conocemos, llegando a destrozar la fe en la Iglesia. Durante el camino, que en verdad será una persecución y un tira y afloja de varios bandos que luchan por sus intereses, se encontrará con secundarios como Sophie Neveau (Andrey Tatou) y el inglés Teabing (Ian McKellen). Por el bando contrario tenemos por un lado a Silas (Paul Bettany), enviado del Opus Dei que trabaja para alguien que se hace llamar el Maestro y la policía francesa al mando de Fache (Jean Reno).

¿Has visto mi nueva alfombra? Oh cielos...Pues eso, la película no tiene un mal ritmo, y aunque de primeras da la impresión de que la cosas pasan demasiado deprisa (coño, la escena del museo dura casi la mitad del libro y es despachada en menos tiempo de lo esperado), luego ves que es lo adecuado para poder concentrarse en diferentes momentos del libro donde hay que explayarse más, como por ejemplo, la explicación de Teabing con respecto al Santo Grial, momento clave del film y el argumento original.
De hecho, el ritmo me ha parecido excelente y la precisión con el libro fabulosa, salvo en algunos detalles como cierta costumbre del abuelo de Sophie (donde no se explayan lo suficiente, la verdad) o la enemistad entre Aringanosa (Alfred Molina) y Fache, cuando en verdad deberían haber acabado siendo lo que eran, amigos y fieles en su propia causa. Pero es normal, teniendo en cuenta que estamos hablando de un tocho de más de quinientas páginas.

No, no soy un caballero sith desos, es que Anakin es mi primo hermano.Lo único negativo podría ser las imprecisiones del argumento, creo que lo que ha hecho más mal que bien tanto a la película como al libro ha sido la publicidad que les ha dado algunos historiadores que pretendían poner el argumento como verídico y un gran descubrimiento para la humanidad, como si Dan Brown fuese un descubridor que pretende abrirnos los ojos a través de esta historia de persecución policial y enigmas sin resolver. Pero pienso que exigirle total veracidad a esta película es ridículo, estamos ante una adaptación de una novela de ficción (énfasis en esta palabra, por favor) donde se explican cosas con cierto realismo y documentación, haciéndolo lo más creíble posible, excepto por el final, que es muy previsible además (ya huele el tema del Elegido y tal).

Hola niños, hoy aprenderemos a distinguir entre cerca y lejos.Así pues, como he leído en una crítica por ahí (de las pocas positivas que hay aparte de esta), estamos ante una especie de Indiana Jones pero sin látigo ni tanta acción (y ya puestos, con un protagonista sin carisma, sobre todo por culpa del actor), aunque sí con aventura, ya que durante el metraje estamos presenciando un tira y afloja, así como una persecución constante que llega a ser emocionante en algunos momentos. No es un gran argumento ni la historia que cambiará tu vida para siempre, de hecho algunos momentos están pillados con pinzas y el final… Bueno, digamos que será capaz de dar un poco de vergüenza ajena a más de uno, aparte de que se hace realmente largo, ya que da la impresión de que no acaba, tras desvelarse al fin el enigma, o al menos eso parecía. Pero no es algo que destroce toda la película, ni mucho menos, una película a la que se le ha exigido más de lo que se debería, teniendo en cuenta el libro que adapta. Y es que la fama es y puede ser MUY negativa, y más si unos cuantos críticos la ponen por los suelos con abucheos incluídos. Lo gracioso es que en la sala donde estuve hubieron aplausos al acabar la película, seremos ignorantes…

-Clark, te has pasado la cabina.Lo que más me ha disgustado ha sido, sin duda, la elección de Tom Hanks como actor, que me ha parecido realmente risible y ridícula, quedándose con una cara de bobo cada dos por tres que daban ganas de pegarle tres tortazos para ver si espabilaba. Es un gran ejemplo de cómo escoger al actor más inadecuado posible, está realmente desacertado, es inexpresivo a más no poder y parece que actúe con desgana. Para colmo, delante de Tatou (Sophie, por cierto) parecía el padre de la chiquilla, no había ni un ápice de química entre ellos, casi me alegré de que no se insinuara amor entre ellos, de hecho yo pensaba que era más bien un afecto paternal, más que otra cosa. Los demás, soberbios, desde Ian McKellen (como siempre, en su salsa) hasta Paul Bettany, que interpreta a un Silas temible y perverso, aunque da la impresión de que es un Sith en busca del poder que destruirá el universo. Sin olvidar a Alfred Molina (que tampoco realiza un papel destacable y acentúa la idea de que la Iglesia es representada como el lado Oscuro y maléfico de la Fuerza) y a un Jean Reno que está eternamente cabreado en la persecución, pero hace lo que puede.

En definitiva, no es una obra maestra (el libro no lo es, así que…) pero se deja ver, es entretenida y ofrece un argumento muy interesante, por muy ficticio que sea. Patina un poco en los diálogos (algunos risibles) pero no estropean el conjunto de una película que tiene un buen ritmo y secuencias muy interesantes. ¿Por qué tanto odio hacia ella? Si te gustó el libro, no lo dudes, que está muy pero que MUY bien tratado. Interesante y recomendable, las críticas no le hacen justicia.



Ed Gein, el padre de Leatherface, Norman Bates y Buffalo Bill.
mayo 15, 2006, 1:23 pm
Filed under: Cine

Es curioso que una pelicula como esta tuviera tantos premios.Año: 2000.
Duración: 89 minutos.
Nacionalidad: Estados Unidos.
Director: Chuck Parello.

Aunque muy tarde (teniendo en cuenta la fama que ha tenido este asesino a lo largo de los años), Ed Gein acabó teniendo su propia película, cuyo título es, precisamente, su propio nombre. Chuck Parello es quien se encarga de realizar la biografía del llamado demonio de Plainfield. Os preguntaréis quién diablos fue este hombre. Pues bien, ni más ni menos que el psicópata culpable de que existan personajes como Leatherface, Buffalo Bill y Norman Bates, pues los creadores de éstos se basaron en él para sus historias, costumbres y modus operandi. Todo un encanto de persona, ¿verdad?
Sobre su historia, destacar que fue un hombre que siempre vivió en las faldas de su madre, una fanática religiosa que tuvo a su hijo totalmente reprimido sexualmente y apartado de la sociedad solo porque ella creía que todos eran unos pecadores y no quería que acabara como ellos. Esto hizo de él un hombre totalmente dependiente que, cuando vio a su madre morir, se quedó completamente solo y con un gran trauma que le llevó a realizar diferentes actos como el asesinato y la colección de cadáveres, interesado sobre todo por los libros que trataban sobre el tema. Si es que la represión es “mu mala”, hombre.

Este es el joven pillin, por favor, si es una señora mayor permanezca a diez kms de el.Pues bien, la película se encarga de relatar estos sucesos reales de un modo casi biográfico y documental. El problema es que, aunque no escatima en detalles y muestra gran parte de la historia real con cierto análisis en la mente de este perturbado psicópata, el aire a lo telefilm barato no hace justicia a un argumento basado en hechos reales que bien podría ser realmente inquietante. Aparte, el tratamiento que se hace del asesino es excesivo, demasiadas interpretaciones ayudan a no creerse parte de la historia y hay momentos en los que te preguntas por qué se inventan o reinterpretan escenas de cualquier manera. Por otro lado, el modo lineal en el que se cuenta la historia tampoco ayuda, apenas hay capacidad para la sorpresa y, salvo por el final, no hay ninguna escena de gran impacto. No pido gore ni sensacionalismo barato, que al menos la película no cae en esos derroteros (esta es una gran virtud), pero sí un poco más de valentía en la dirección y el modo de enfocar tan impactante historia debería ser más atrayente e interesante.

Madre e hijo en una foto familiar.Un ejemplo de las escenas reinterpretadas en la película con respecto a los sucesos reales es la entrada de Gein, siendo un niño, en el matadero particular de su casa, que es un tanto desconcertante, porque vemos que los padres se percatan de la presencia del chaval y el padre le riñe para luego intentar echarlo por las malas. Sin embargo, la madre mima al pobre niño y le cuenta lo malo que es su marido, simplemente se concentra en decir eso y poco más. Pues bien, supuestamente, ambos progenitores debieron haber seguido con su tarea, tan solo la madre se percataría y permitiría la observación del hijo menor, de una manera bastante retorcida. Al menos, eso decía Gein durante el interrogatorio, ya que sería uno de los momentos de su vida que más repetiría con gran fervor.
Otro ejemplo sería la muerte del hermano, Henry, que si bien fue bastante misteriosa y difícil de concretar, está realizada de un modo bastante chapucero en el film y, encima, contradice completamente los hechos reales, pues se suponía que murió desnucado lejos de los restos calcinados del granero, que estaba en llamas en un incendio. Nada que ver con el golpe de culata que le asesta Gein en la película, que nos quiere hacer creer que lo hizo porque Henry pretendía irse de casa y despotricaba contra la madre. Esto último sí que corresponde con lo que pasó, aunque venía de lejos y no profundizan en ello.

Lo dicho, me canso de decir que os alejéis de este sujeto.Por otro lado, en la película abusan de los flashback (donde, por otra parte, se obvian detalles como la lejanía del hogar del asesino con respecto al pueblo y la dependencia de Ed Gein con la madre, aunque al menos no olvidan el fuerte complejo de Edipo) y faltan retazos de gran importancia como aquel del niño que ve las cabezas de los cadáveres en la habitación de Gein y lo comenta, más tarde, a sus padres, para que luego éstos no tomen crédito de las palabras del infante y simplemente pasen del tema, alegando que se trata de la ferviente imaginación de un niño. Aunque lo peor es esa manera de mostrar el fantasma de la difunta madre diciéndole al hijo a quién debe matar y por qué, sinceramente, muy fuera de lugar y un recurso fácil a la hora de intentar buscar una explicación de por qué hace lo que hace.
Pero todo esto no quiere decir que la película tenga sus cosas buenas, que las tiene, el propio Ed está muy logrado (el actor, Steve Raisbalck, está muy bien dentro del papel) y esa manera que tiene de pasar desapercibido por el pueblo está muy conseguida, como el tonto del pueblo que algunos apreciaban a pesar de sus excentridades. Así como la casa de los horrores, aunque creo que debería ser mucho más terrorífica de lo que puede verse.

Lo dicho, es una película correcta que presenta la biografía de este psicópata, aunque considero que no está a la altura de la leyenda de aquel que inspiró a Thomas Harris para el Silencio de los Corderos, a Robert Bloch para Psicosis y a Tobe Hooper para la Matanza de Texas. Bastante floja, aunque ganó dos premios en el Festival Internacional de Cinema de Catalunya, celebrado en Sitges, donde fue reconocida en las categorías de Mejor Película y Mejor Actor, Steve Railsback, sin duda lo más meritorio de esta producción.



Los estrenos de animación del 2006.
marzo 24, 2006, 2:15 pm
Filed under: Cine

Vamos a darle un repaso a lo que vamos a ver durante este año en cuanto a cine de animación, porque si eres asiduo a la página de apple (la de los trailers en Quicktime, aquí), habrás notado que se acercan un montón de estrenos. La animación por ordenador parece haber pegado tan fuerte por culpa de las películas de Dreamworks y Pixar, tanto que son una apuesta segura para los productores.
Lo curioso es que apuesten tanto por los animales, porque casi todas las películas van de eso, ya sean osos, mamuts, leones, koalas, ardillas, erizos, tortugas… Qué fuerte ha pegado Madagascar.Vuelve la ardilla mas querida por el publico.

Ice Age 2: El deshielo.
31 de Marzo.
20 Century Fox.

¿Quién no conoce la primera parte de esta prometedora película? Fue una buena muestra de cómo hacer una película de animación para todos los públicos, con los elementos necesarios para que no resulte ñoña o demasiado pedante. Eso sí, a mí no me llegó a gustar del todo, la verdad es que me aburría en algunos momentos y eché en falta un poco más de dinamismo en una trama aventurera que no terminaba de interesarme. Espero mucho más de esta secuela, aunque la trama no parece que vaya a ser muy distinta, en el sentido de que me veo otra vez a los protagonistas deambulando de un lado para otro para buscar la solución del problema al que deben hacer frente, en este caso el deshielo.
Eso sí, la ardilla es la mejor, a ver si esta vez consigue quedarse con la bellota. ¡Le deseo suerte!

Trailer AQUÍ.

Um... tengo un dejá vu, una jirafa, un leon, animales de zoo en la ciudad... Esto me suena.Salvaje (The Wild)
14 de Abril.
Walt Disney Pictures.

Pero, pero, peroperoperoperopero, ¿pero esto QUÉ ES? Ya he encontrado casos misteriosos de “plagio” de ideas antes (Antz y Bichos, El Espantatiburones y Buscando a Nemo…), pero esto se lleva la palma, es totalmente descarado, es la versión Disney de Madagascar, ni más ni menos. Solo que esta vez no tenemos a una cebra que busca la vida salvaje, ni a un león con afan de protagonismo, no, ahora tenemos una aventura donde un grupo de animales escapan de un zoologico para ir en busca de una cria de león (curiosamente parecida a Simba, siendo bastante quisquilloso), que es transportada por error a otra parte. Pues nada, ahí tenemos a un león, una jirafa (qué original el grupo por ahora, eh), un koala, una ardilla y una serpiente que se parece a la que salía en el Libro de la Selva. En fin, cuánto echo de menos la Disney de antaño.
En cuanto al trailer, la verdad es que el acabado técnico es elegante.

Trailer AQUÍ.

Mas animales, esto es una epidemia, al menos ahora el planteamiento es diferente.Vecinos Invasores (Over the hedge).
29 de Junio.
Dreamworks Animation.

En cambio, los que trabajaron en Madagascar y Shreck nos ofrecen una película de animación basada en una serie de tiras cómicas de Michael Fry & T. Lewis. La verdad es que el trailer tiene una pinta muy divertida, a pesar de que en un principio da la impresión de que vaya a tener una estética un tanto infantil, impresión que se desvanece en cuanto ves unos segundos más, la verdad es que algunos de los gags que pueden verse están muy bien pensados, aunque la trama no parezca estar muy currada. Por decir algo negativo, la verdad es que no me parece que tecnicamente sea una proeza, solo tiene una apariencia simpática pero poco más.
En cuanto al argumento, esto va de las vivencias de un grupo de animales que observan a los humanos por encima de los setos y tratan de imitarlos en su propio ámbito. Pronto, los propietarios pretenderán erradicarlos y la guerra estará servida.
Promete diversión.

Trailer AQUÍ.

Cuanto Micromachine.Cars (Coches)
7 de Julio.
Disney y Pixar.

La nueva propuesta de Pixar no me puede interesar menos, la verdad es que el asunto de los objetos vivientes no me termina de gustar en ningún sitio (quizá en la Bella y la Bestia, porque tiene cierta explicación) y menos si son coches parlantes, agh… La cosa va de un joven coche de carreras destinado al éxito que aprenderá que la vida trata sobre el camino y no sobre la línea de meta, cuando se encuentre inesperadamente en Radiator Springs, un tranquilo pueblo de la Ruta 66. Es decir, que vamos a lo de siempre, la historia con moraleja, cosa que no está mal y siempre suele hacerlo bien esta compañía, sobre todo porque consiguen transmitir el mensaje con bastante acierto (me vienen a la cabeza Monstruos S.A. y Toy Story, claros ejemplos de ello).
Aún así, lo dicho, no puedo evitar desinteresarme por estos personajes con carrocería, motor y ruedas, no acaban de gustarme. A ver si al ver la película se me quita la tontería, que al menos el trailer muestra un acabado técnico muy conseguido y la temática muy diferente a la del resto.

Trailer AQUÍ.

Una casa que cobra vida, a priori es extraño.Monster House.
10 de Agosto.
Amblin Entertainment.

Producida por Steven Spielberg, esta es la única película de animación que presenta personajes humanos como protagonistas y tiene un argumento que se desmarca completamente del resto. Va de tres adolescentes que descubren que la casa de enfrente tiene vida propia, es un aunténtico monstruo que no hace ascos a los visitantes, sobre todo si éstos se presentan como la comida de turno. Deberán enfrentarse a ella, solos, puesto que los adultos no se creen la historia y ya sabéis, los niños tienen cada tontería en la cabeza… Se presenta interesante y entretenida, el trailer presenta una gran calidad técnica. Los únicos inconvenientes que veo, así de primeras, es que la casa se manifiesta de una manera demasiado exagerada en el exterior, pero ya veremos si en la película eso tiene sentido. Promete.

Trailer AQUÍ.

Vacas Locas, chiste facil, pero es que esta pelicula se presta a eso.The Barnyard.
6 de Octubre.
Nickelodeon.

La que peor pinta tiene de todas las que podemos ver en esta lista, más que nada porque en el trailer he podido notar una animación un tanto brusca (sobre todo en lo que se refiere a los humanos, al estilo Jimmy Neutron) y los diseños demasiado simples y toscos. Por no hablar de los colores chillones. Quizá se trate de una película entretenida, pero así de primeras no me resulta demasiado atractiva, más que nada porque el argumento es semejante al de Toy Story, lo cual me ha sorprendido bastante. Semejante en el sentido de que trata un tema parecido al de los objetos inanimados que pueden comportarse de forma humanoide cuando nadie les ve. Lo mismo pasa con estas peculiares vacas de granja, animadas por el protagonista Otis, que solo piensa en divertirse y no pretende conservar siempre el secreto, aunque se verá obligado a utilizarlo para el bien común cuando llegue la ocasión.
Lo dicho, la que menos me gusta de toda la lista.

Trailer AQUÍ.

La clasica pareja que choca desde el primer momento.Colegas en el Bosque (Open Season).
17 de Noviembre.
Sony Pictures Animation.

Interesante película, donde un oso pardo doméstico se verá obligado a salir de la casa de su amo para pasar unos días con un ciervo parlanchín que tiene la intención de enseñarle la vida salvaje y la independencia en la naturaleza. Sin embargo, las cosas se complicarán cuando se inice la sesión de caza, entonces tomará la decisión de salvar a los animales del bosque, ya veremos cómo. El trailer tiene muy buena pinta, presenta un acabado bastante adecuado, con unos diseños muy acertados, cómicos pero detallados. Aparte, la animación y los paisajes no se quedan atrás y los gags tienen muy buena pinta, en especial aquellos donde podemos ver al oso poco acostumbrado a ver bichos en el campo.

Trailer AQUÍ.

Eso es todo, si me dejo alguna película de animación 3D, por favor, avisadme, os lo agradeceré. Vaya año…



Eduardo Manostijeras, la obra magna de Burton.
octubre 2, 2005, 4:22 pm
Filed under: Cine

La concentración de un jardinero con manos de tijera.Año: 1990.
País: Estados Unidos.
Duración: 105 minutos.
Director: Tim Burton.

Dicen que los cuentos de hadas con cosas del pasado, pero hay gente que se niega a verificar esa frase, uno de ellos es Tim Burton. Este director empezó a ser reconocido gracias a la película que toca comentar hoy, no por nada, es una de las mejores que haya hecho jamás.

Y esto es por el bellísimo argumento de la película, que trata de un “monstruo” llamado Eduardo, creado por un científico en una mansión situada en lo alto de una colina que hay cerca de un tranquilo y vulgar pueblo. Este “monstruo” inacabado, porque tiene tijeras en lugar de manos, será descubierto por una encantadora mujer llamada Peg Boggs, que querrá llevarlo al pueblo para que viva entre la sociedad. Por desgracia, el pobre Eduardo verá que no está preparado para el mundo contra el que se tiene que enfrentar.

Lo que da caguelo es el sistema de animacion que seguia el inventor para realizar los diseños.Como se puede ver, este argumento contiene similudes con el clásico de Frankenstein, sin embargo, la gran diferencia está en el enfoque de los sentimientos de la criatura, maravillosamente interpretad0 por Johnny Deep, en lugar de contar el dilema moral del doctor, como es en el caso del relato de Mary Shelley.
La película es una metáfora de la sociedad actual, que es demasiado hipócrita y radical con aquello que se desconoce, todos persiguen sus propios intereses sin tener en cuenta a los demás. El pobre Eduardo será aceptado en un principio como una novedad, como alguien fácil de manipular, tratarán de sacar provecho de sus peculiares manos y serán amables con él solo por puro compromiso.

Lo malo es que lo de las caricias es algo imposible.En la película, aparte de todo esto, podremos ver un precioso relato de amor donde una bellísima Winona Ryder interpretará a Kim, la hija de Peg, que será el interés romántico del protagonista. Esta chica, aparte de su madre, serán las únicas que entenderán a la criatura y se darán cuenta de la crueldad del mundo, que rechaza lo extraño con la violencia. Todo esto será una experiencia para él, que no comprenderá nada de lo que pasa y llegará a enfurecerse por todo lo que le han estado haciendo.

Nunca se sabe cuando te puede venir bien un hombre tan practico.Así pues, la película tiene un ritmo magnífico, tranquilo y sosegado pero muy conseguido porque es fácil identificarse con el protagonista, cuyos primeros contactos con la sociedad y sus inventos (televisión, cama de agua, ropa, etc.) rozarán lo cómico, para luego pasar a un drama que tendrá un final bastante triste e inesperado y donde se alcanzará un clímax inquietante.

Oiga, pues llameme como quiera, pero prefiero vivir en este castillo antes que en las casas de abajo.

Pero todo esto no sería lo mismo sin la prodigiosa ambientación de la película, los decorados están muy bien pensados y se acoplan perfectamente a lo que se pretende transmitir. Solo hay que ver el intenso contraste que hay entre la mansión del científico (oscura, extraña, inquietante, demasiados espacios vacíos y extraños mecanismos poco tradicionales) y el pueblo de abajo (todas las casas iguales, decoradas más o menos igual, vulgares, de colores vivos…) que ayudan a ver las diferencias de ambos mundos, uno que está totalmente recluido de la sociedad y la sociedad misma.

Lo dicho, mirad que casas, ni Agatha Ruiz de la Prada, oiga.Tampoco hay que olvidar el vestuario y el maquillaje, en especial el del protagonista, que se queda grabado en la mente por ser el único personaje que destaca de los demás del pueblo, que no tienen nada en especial hasta que sus cabelleras pasan por las manos de este impresionante artista de las tijeras.
También hay que tener en cuenta la maravillosa banda sonora de Danny Elfman, el compositor que siempre acompaña a Burton, lo cual no es de extrañar, porque es perfecto para lo que el director pretende transmitir en sus películas, hacen un equipo envidiable que se compenetran a la perfección.

El estado orgasmico de la chica es incomprensible, quiza deba amputarme las manos a ver.

Cuando yo la ví, hace unos años, quedé verdaderamente embaucado, me dejó un malestar general cuando acabó impresionante, porque compadecía más a la propia sociedad en la que yo mismo estoy metido, que al llamado “monstruo”, que me parecía mucho mejor. Además, quedé maravillado con la fantasía mostrada, con el sencillo mensaje que nos era transmitido de una forma tan efectiva como admirable. Si es que hasta los actores estaban impresionantes

En fin, una película pura, transparente, que nos relata cómo puede algo pacífico e inocente ser considerado una amenaza cuando es al contrario. Una crítica de la sociedad, una preciosa historia de amor, una preciosa historia de fantasia. Para mí, es la obra maestra de Tim Burton.



Pesadilla antes de Navidad.
septiembre 26, 2005, 11:47 pm
Filed under: Cine

Es increible la cantidad de merchandising que ha salido de estos muñequitos, causan furor.Año: 1993.
País: Estados Unidos.
Duración: 76 minutos.
Director: Henry Selick.

Bienvenidos a Halloweentown, disponeos a entrar, mi mundo no es vulgar, está lleno de peligros, de formas monstruosas y a cada esquina acecha algo en particular. Cuidado, no sea que encuentres a los vampiros, al hombre lobo y a unos niños que disfrutan demasiado de su fiesta especial. Pero no acaba aquí, verás, hay mucho más de lo que puedas imaginar, hay un mensaje, un poema que captar, eso, eso es lo que hay que escuchar. Me presento, soy Jack Skellington, el mandamás de lo que ves, mando sobre todo y organizo la fecha señalada para que todos podáis gozar de una diversión sin igual. Seguid leyendo y animáos, mi mundo… no tiene desperdicio, entrad.

Hay que ver lo que se fascina por una bombilla de color, ¿qué pasa si le pones una DS entre sus manos?Antes de comenzar, decir que el que escribe esto es un fan de Tim Burton desde que disfrutó de Eduardo Manostijeras y Mars Attacks (cuando era pequeño la disfruté cosa mala). Más tarde, tuve la oportunidad de ver Bitelchus, Sleepy Hollow , Big Fish, las Aventuras de Pee Wee, Batman, Batman vuelve, El Planeta de los Simios (versión moderna), Ed Wood… Pero ninguna, y repito, ninguna me entusiasmó tanto como esta en su momento, era un chaval de 14 años, la ví en video (por desgracia pues nadie quería verla conmigo al cine) y no pude creer lo que estaba viendo.
No por nada, pero desde un primer momento, desde que empieza la película hasta que acaba, te olvidas completamente de todo lo que hay a tu alrededor, te sumerges en un mundo fantástico digno de admirar. Esto es Halloween, como bien dice la canción, nada infantiloide pero encantadoramente adorable y siniestro a la vez, una imaginación y factura técnica como pocas haya visto.

¿No sabes nada de la película? Pues bien, va del señor del mundo de Halloween, el ya citado Jack Skellington, que se aburre de repetir cada año la misma fiesta. Sigue una rutina que cada vez le aburre más… hasta que encuentra el mundo de la Navidad. Entonces decidirá realizar esa fiesta a su manera. Comprobará que los resultados resultan ser bastante catastróficos.

Tres años de producción tuvo esta maravilla basada en un poema que escribió Tim Burton de niño. Es más, este famoso director es el productor y guionista de esta película, hasta diseñó algunos de los personajes que aparecen en ella. Es aquí donde se nos muestra su peculiar versión de la Navidad y Halloween, dos de sus fiestas preferidas.
No hay sitio mas romantico que una espiral para declararte ante tu pareja.A destacar el extraordinario diseño gótico, tanto de los decorados como de los personajes, todos brillantemente modelados. ¿Dije modelados? Estamos hablando de una de las mejores películas realizadas en stop-motion (muñecos captados fotograma por fotograma para crear movimiento) que han realizado nunca, de hecho fue el primer largometraje hecho enteramente de esta manera.
Es, en verdad, un maravilloso musical que no tiene nada que envidiar a las obras maestras del género, tiene una puesta en escena impresionante y una música prodigiosa de Danny Elfman, que realiza aquí una labor de órdago, casi me atrevería a decir que es su mejor obra. De hecho, él pone la voz a Jack en la versión original. Las canciones están a la altura, tienen un motivo y no aparecen porque sí, lo mejor es que resultan súmamente entretenidas y nada forzadas (un problema de la propia Disney en sus últimas películas de animación), es que, además, sin ellas, la película perdería gran parte de su encanto.

¿La Familia Monster? Uy, casi...¿Qué decir del argumento y los personajes? Son carismáticos y cada uno de ellos tiene una labor destacable en la película. El protagonista, Jack Skellington es un ser soñador que en ningún momento querrá causarle ningún mal a nadie pero será un pobre incauto al ser incapaz de entender el verdadero sentido de la navidad, completamente opuesto al de su mundo en particular. Sally es una esclava que aspira a ser libre de su amo que la inventó, aparte, será la única que será consciente del error de Jack, al cual ama desesperadamente. Los tres niños del pueblo: Locks, Shocks y Barrels (en inglés), son seres apegados a sus tradiciones verdaderamente diabólicos, pero que no alcanzan a comprender del todo la gravedad de sus acciones… Y así puedo estar, describiendo los mil y un elementos de la película, que son demasiado ricos como para evitar que los descubráis por vosotros mismos.
La trama general girará alrededor de los efectos que puede causar la incomprensión, que lleva al desastre. Como quien dice, “zapatero a tus zapatos“.

Y por esta razon no dejo que bajen por mi chimenea gordos vestidos de rojo.Una película brillante y una hermosa obra maestra en stop-motion que hará delicias a todo el mundo, es para todas las edades sin excepción. Posiblemente sea la mejor película sobre la navidad que he visto jamás, y mirad que no creo en ella ni me fascina. Pero este mundo sí, vaya que sí. A ver qué hace Burton con su siguiente largometraje de este estilo, La Novia Cadáver, lo estoy deseando cuanto antes.