La Alternativa


CINE: King Kong, pasen y vean la octava maravilla del mundo.
diciembre 30, 2005, 4:28 pm
Filed under: Uncategorized
Año: 2005.
País: Estados Unidos.
Duración: 185 minutos.
Director: Peter Jackson.

Pues ya está, ya tenemos aquí ese remake tan esperado del director del Señor de los Anillos. No hay duda, las espectativas estaban muy, pero que muy altas, no obstante, estamos hablando del sueño del creador de una de las mejores trilogías jamás vistas en el cine.
Y la verdad, se nota que Peter Jackson se moría de ganas por hacer esta película, no ha escatimado en medios, no se ha contentado con poco y se ha atrevido a mostrarnos aquella película original de 110 minutos en más de tres horas de duración. Tres horas de puro espectáculo.

Antes de comenzar, cabría hablar un poco de la película original, sé que las comparaciones son odiosas y el tiempo causa estragos, pero creo que ha envejecido bastante mal en muchos aspectos.
Las cosas a tener en cuenta de la original es la fantasía, la exploración de un lugar desconocido del que no sabes a qué atenerte. Por aquel entonces, ver algo así en una película era mágico, era sentirse impresionado e inseguro por lo que iba a pasar, sorprendido por las bestias que habitaban junto a King Kong en la isla, no hay duda que, por aquel entonces, la técnica del stop-motion y esas maquetas se hacían reales instantaneamente a los ojos de los espectadores. Actualmente, la versión de 1933 ha quedado totalmente desfasada y es muy difícil tomársela en serio, solo cobra gran importancia si se mira en perspectiva, porque cuenta con todos los tópicos del cine de aventuras de la época, el monstruo, la típica damisela en apuros, el típico macho brabucón y valiente…

Pues bien, ahora es el turno del remake, ¿cumple los requesitos de la original pero en los tiempos que corren? Yo me atrevo a decir que sí, de hecho el mismo director se ríe de los tópicos de la original.
Tres horas de duración tiene, tres vertiginosas horas que pasan volando ante tal despliegue de efectos especiales y una gran habilidad a la hora de transmitir emoción en las escenas. No cabe duda, la isla ha sido revitalizada por completo y maravilla tanto como la original por aquel entonces, realmente no sabes qué será lo próximo y hay una acción contínua que no ofrece respiro (quizás esto es algo un poco negativo). Y es que a veces da la impresión de que no se van a ir nunca, de que se meten en tantos embrollos que parece que no van a salir de allí y no sabes a qué atenerte.

Los grandes aciertos en este remake están, sin embargo, en el tratamiento de personajes, porque el propio Kong ha dejado de ser ese monstruo maligno come-humanos que era en su versión antigua, ese morboso gorila que pretendía desnudar a la damisela gritona de turno. Ahora, en esta versión, es mucho más, es un animal que se encariña de la mujer como si ésta fuera su mascota, hay una simbiosis preciosa entre ellos, el monstruo pasa a ser un Frankenstein cuando antes era Dracula (y no el de Coppola, precisamente).
Lo mismo pasa con la chica, que lejos de ser la víctima para enseñar cacho y gritar durante más del 90% de la película, se encariña con el supuesto monstruo y le entiende, llegando a lamentarse por su muerte.

Todas las escenas en que ellos se relacionan están para el recuerdo (excepto quizá la del “patinaje” sobre hielo, que encontré un poco excesiva), la primera vez que el gigantesco gorila ríe divertido por las caídas de la doncella son inesperadas y a la vez encantadoras. Así como aquella donde está en lo alto del Empire State y repite el gesto que la mujer le hizo una vez, aquel de que la vista es preciosa, mostrando que la bestia es inteligente y que solo es incomprendida y atacada. Realmente cautivador.
A algunos esta nueva vista del monstruo pueden atragantársele, pero esta versión de la Bella y la Bestia a mí consiguió sorprenderme, la considero muy superior a la simpleza de la original y un gran acierto.

Aparte, no son los únicos personajes que cambian, tenemos al reparto del barco, que son unos cuantos y también importantes, pues en la isla llegas a lamentar la muerte de muchos de ellos. Tenemos al cineasta excéntrico (interpretado por Jack Black) al que se le puede considerar como el verdadero culpable de toda la tragedia, por jugar a ser rico y por tener demasiados alardes de grandeza sin pensar en las consecuencias de su ambición. También tenemos al guionista de la película que se pretendía rodar en la isla, Jack Driscoll (Adrien Brody), que establece una relación amorosa con la chica de la película (Naomi Watts, una actriz deliciosa, con una mirada profunda y hermosa), dicha relación tendrá sus momentos cuando la chica muestre preocupación y aprecio por el “monstruo”.
Tampoco hay que olvidar al resto del barco, al contrario que en la versión original, todos están muy bien definidos y durante la primera hora de la película tienen más un menos un papel destacado.

En fin, solo una palabra puede definir a la perfección esta maravillosa película: COLOSAL.
Tiene unos dinosaurios capaces de ridiculizar a los de Jurassic Park, un King Kong diferente al que estamos acostumbrados, un reparto que se compenetra a la perfección, una ambientación acojonante (tanto la de la isla como esa magnífica y sorprendente Nueva York de los 30), una fotografía pasmosa… Vamos, que el remake consigue lo imposible, transmitirnos la maravilla de la original en sus tiempos, solo Peter Jackson podía hacerlo.

Posiblemente la mejor película del año pasado, al menos a mi juicio.



CÓMIC: Lobezno de Greg Rucka, vaya un bluff (2).
diciembre 29, 2005, 11:39 pm
Filed under: Uncategorized
La siguiente saga “El Paso del Coyote” tiene exactamente la misma temática, otra crítica social, Logan de por medio y Cassie metiendo las narices. Si en la anterior saga daba la sensación de que las cosas sucedían con mucha lentitud, ahora es todavía más palpable, aun peor, son cinco números que podrían haberse resumido en tres a la perfección, pero bueno, es un mal que asola a casi todas las series, tampoco voy a ponerme quisquilloso por ello.
La historia va del transporte ilegal de inmigrantes a los Estados Unidos, Lobezno pretende atacar a la raiz del asunto, al tipo que está detrás de esos turbios negocios, le llaman El Coyote.
Hay una sorpresa, una revelación inesperada que no es para tanto pero da que pensar, otra vez Lobezno afectado por sus asesinatos y su rabia (sí, otra vez)… En definitiva, más de lo mismo.
Por cierto, Cassie parece que solo esté para incordiar, aunque le garantiza una buena noche al canadiense, hablo del número del sueño, otro muy acertado de Rucka, donde se explora la vida del personaje y sus amores.

Y aquí llega lo peor de lo peor, la saga más vergonzosa de este año (diría que al mismo nivel de los Draco de Austen) “El Regreso de la Nativa“. Hay tantas cosas malas que decir de la saga que ni siquiera sé por cual empezar…
Altera por completo la historia de Arma-X hasta destrozarla, de repente resulta que había otra tipa, la llamada Nativa, en el proyecto y está profundamente ligada a Logan, éste no recuerda para nada su pasado pero se siente afín a ella. Resulta inconcedible que existiera después de habernos contado aquella historia una y otra vez, aunque lo peor es para lo que sirve al final ese personaje, que es otro tema bastante peliagudo.
Tampoco entiendo las intenciones de Dientes de Sable y su versión, para empezar, éste no tendría ni que tener la oportunidad de acercarse a Logan, pues en la etapa de Tieri hirió de gravedad a su hija adoptiva y organizó el ataque a sus seres más queridos. ¿Cómo puede Logan permitir que se siente con él para meterlo en un jueguecito de los suyos? Rucka tiene, en esta ocasión, el síndrome del guionista olvidadizo, que ni siquiera se repasa el trabajo del anterior para documentarse un poco.

Por no hablar de lo ridículo que resulta el que implique al canadiense en el asunto, le cuesta capturar a la Nativa y resulta que lo mete a él. ¿Para qué, para complicarse la vida? No lo entiendo, no.
Y esa es otra, todo el mundo va detrás de la Nativa, al final ni siquiera queda claro quiénes, por qué y tenemos una extraña relación entre ella y Logan que da sus frutos (nunca mejor dicho) para nada, pura chorrada.
Llega Dientes de Sable, fracasa (no haberlos juntado, gilipollas), luego un ejército, consiguen secuestrarla. Lo que viene después es un rescate donde los dos se unen, hay una traición, consiguen escapar, otra pelea más, el peor desenlace nunca visto… ¡¡Un aburrimiento!!

Lo dicho, de lo peor. Si es que resulta desesperante ver tantos números donde personajes monosilábicos se dedican a gritar, gruñir y balbucear cosas sin sentido. Tantas viñetas mudas dan la impresión de soportar siete meses Nuff Said (¿recordáis aquel mes mudo?), porque para más recochineo, estamos ante una saga que dura siete números. Por dios, ¡¡pero si no daba ni para cuatro!!
Lo que resulta verdaderamente gracioso es Cassie, que nada más empezar la saga Lobezno la abandona en una cabaña, la leche.

Por suerte para Rucka, los dibujantes que le acompañaron durante esta etapa fueron unos cracks, de lo mejorcito para la ocasión. De hecho, el que se le considera dibujante regular (dibuja dos sagas y los dos números sueltos) es Darick Robertson, un buen dibujante que sabe caracterizar a la perfección al canadiense, aun habiendo gente engañada que cree que debería tener un parecido a Hugh Jackman, cuando es a la viceversa. Y es que estamos hablando de aquel bajito peludo, con muy malas pulgas y encorvado, ese es el verdadero Lobezno de toda la vida, el que muy bien retrata Robertson.
Además, en la primera saga y el número del bar (los seis primeros) realiza una labor encomiable, sabe proporcionar volumen, entiende muy bien de anatomía y es expresivo, una gozada. De no ser por él, esto no sería lo mismo.

Leandro Fernández sería aquel sustituto de emergencia para la saga que se tomó de descanso el dibujante regular, hablo de la saga del Paso del Coyote. Se trata de otro autor más que correcto que, aunque tiene una versión muy distinta de Logan, tiene una narración espléndida y un estilo propio muy interesante. Sabe contar muy bien lo que debe y en esta saga se porta, logrando un buen ambiente y mostrando bastante sensibilidad a la hora de dibujar ciertas escenas.

Luego volvería Robertson en la saga de la Nativa y en el número del sueño, donde al principio mostrará el nivel acostumbrado para luego…
De repente, en los últimos números se va notando poco a poco como el nivel va bajando estrepitosamente, hasta que parece que no dibuja él, ni siquiera parece su estilo. Ignoro si será cosa del dibujante, pero lo dudo, da la impresión de que son prisas o falta de ganas (dato comprensible, ¿quién tendría ganas de dibujar más de cuatro encontronazos de Dientes de Sable con Lobezno? Resulta repetitivo), el caso es que llega a niveles bastante patéticos.
Lo realmente deprimente es el uso del coloreado, que en paisajes desolados de montañas al fondo se emplea el Photoshop de una manera alarmante, si parece que no sepa dibujar o algo así. Para todo hay texturas, para el suelo, el paisaje, la madera de la cabaña, el acero de la base militar…

En fin, gracias a la última saga uno nunca echará de menos a Rucka, lo preocupante es el nivel de la colección, que es alarmante lo triste que resulta. Ahora veremos si el siguiente guionista, Millar,entretiene al menos, si tiene aquí el mismo nivel que muestra en MK Spiderman me conformaré. ¿Tendremos otro bluff? Quién sabe…



CÓMIC: Lobezno de Greg Rucka, vaya un bluff (1).
diciembre 29, 2005, 9:58 pm
Filed under: Uncategorized
Todavía me estoy riendo de la ironía, de las ganas y la ilusión que tenía porque remontara la fallida colección de Lobezno, que llevaba de capa caída desde la ida de Larry Hama, el único que parecía haber hecho algo con el personaje.
Me río (por no llorar, pero bueno) porque soy ese caso extraño y único (modesto que es uno) al que le gustó y entretuvo bastante la etapa de Tieri/Chen, que la considero la mejor después de la del ya mencionado Hama (que, honestamente, tampoco es decir mucho, por lo horribles que han sido los demás). No por nada, pero aunque tuviera argumentos demasiado trillados, detalles que no tenían sentido, demasiada violencia gratuita y demás, al menos eliminaba subargumentos realmente absurdos como aquel del matrimonio entre Lobezno y Víbora, a la vez que hacía bonitos homenajes como aquella visita de Logan en la tumba de Mariko. Por no hablar de la supuesta invalidez de Yukio (argumento más que desaprovechado) y esa manera de presentar a Dientes de Sable.
Nada, nada, que todo el mundo decía lo muy bien que le iba a sentar a la serie Rucka, nuestra esperanza, nuestra salvación, el canadiense cobraría sentido otra vez en su propia colección regular…

Pues eso, todavía me estoy riendo bastante.
Y es que todavía no puedo creerme que, en diecinueve números, no haya hecho nada reseñable y haya sido capaz de aburrir a cualquiera, de presentar los argumentos más estirados que hayan existido jamás (un record en los Guinness, oigan, capaces de enorgullecer al mismísimo Bruce Jones), de hecho, su etapa consta de tres sagas y un par de números sueltos, así que ya me diréis.
¿Cosas de la editorial? ¿Es posible que le obligaran a estirar TANTO sus historias? ¿Quizá eso del contrato en exclusiva con DC le había obligado a marcharse sin dejar los platos limpios?
Todo es posible, sí, pero de lo que no cabe duda es que su etapa ha sido un aunténtico despropósito, realmente vergonzoso, lo peor del año (ala, ala, exagerao).

Y es que no hay excusa para unas historias tan insulsas y anecdóticas, se supone que pretende hacer algo con Lobezno pero al final de la etapa uno se da cuenta de que el tratamiento no iba a más que del dichoso tema de la bestia interior que trata de aplacar. Por dios, que ya cansa el temita, ¿todavía está el protagonista afectado por lo mismo? ¿Después de tantos años? ¿Después de haber estado entrenado por Ogún, haber entrado en el ejército canadiense, siendo miembro de la Patrulla-X? Es increíble que aun se siga con lo mismo, es igual que lo del sueño de Xavier, ambos temas son la verdadera Historia Interminable, porque es el cuento de nunca acabar.
Y encima si, para colmo, ese tema es el único que tratas, durante la ya mencionada friolera de diecinueve números, es aun peor.
Vamos a hacer un pequeño repaso de las sagas.

La primera se llama “La Hermandad“, que comienza con una pequeña protagonista de la que no conviene encariñarse demasiado por su desafortunado desenlace. Cabe decir antes de continuar, que Rucka tiene una extraña manía de tratar siempre a mujeres en sus etapas (no obstante, ha sido escritor de Elektra, Wonderwoman y creador de un par de series protagonizadas por féminas, una es Whiteout y la otra Queen and Country), mujeres que son todas clones en sí mismas, en mi opinión, porque le pasa como a Claremont, que todas son igual de fuertes, valientes, aguerridas… Es un cliché propio del autor que puede resultar un poco pesado.
En este caso, la mujer es la teniente Cassie, y será un visto y no visto, vaya un secundario, que no sirve para nada salvo para llenar páginas, sigh…

Hablábamos de la primera saga, que es la mejor de todas las de la etapa, sin duda. Pero cuidado, eso no es mucho decir (coño, que solo son tres sagas), y aquí tenemos a Logan tratando de desentrañar una hermandad de asesinos que se han ensañado con una joven vecina suya. El argumento no está nada mal y el tratamiento del protagonista parece el adecuado, aunque sea demasiado monosilábico, callado y rudo para mi gusto.
La cosa va de una hermandad misógina que se encarga de esclavizar y matar a las mujeres, según el guionista es un tema que existe en la realidad y quería transmitirlo por aquí. En estos números veremos la rabia indomable de Lobezno y la presentación de la aguerrida Cassie, un personaje realmente Claremontiano.
El número siguiente está ligado a esta saga, posiblemente el mejor de Rucka y una perfecta conversación de dos viejos amigos como son Logan y Kurt Wagner en un bar. Se trata el tema de la rabia animal, que por ahora está bastante interesante.

Y ahora, habiendo visto que el artículo se me está haciendo bastante largo, sigue mañana mismo para no aburrir a los lectores. Así que, permanezcan atentos a sus pantallas.



CINE: Harry Potter y el Cáliz de Fuego, la cuarta parte del aprendiz de mago
diciembre 27, 2005, 9:31 pm
Filed under: Uncategorized
Año: 2005.
Director: Mike Newell.
País: Estados Unidos.
Duración: 157 minutos.

Lo confieso, no he leído ni un solo libro de Harry Potter y he visto todas sus películas. Eso es un defecto a la hora de criticar alguna, porque no puedo explayarme con lo que dejaron de lado, lo que cambiaron, lo que respetaron, etc. Pero bueno, también tiene la ventaja de que doy mi opinión de la película, sin más, sin que el libro me coaccione a pensar otra cosa sobre ella.
Una vez aclarado esto, también quisiera decir que las dos primeras de Harry Potter sacadas en cine me parecieron insoportables, aburridas, soporíferas… Vamos, que no me gustaron nada de nada, hicieron que odiara al personaje y casi no veo la tercera si no fuera porque me animaron a ello. Sin embargo, la del prisionero de Azkaban me gustó bastante y me animé a ver esta, que tenía un tono aún más oscuro y atractivo.

Pues bien, nada más empezar la película me sentí abrumado por la genial ambientación, por el majestuoso trato que se daba de la magia, mostrada de un modo tan natural y con tanta soltura que me abrumaba. Los efectos especiales no se hacen de rogar y actúan en consonancia con un guión que, quizás, va un poco por saltos, no demasiado fluído, la verdad.
Lo interesante del guión es que es sencillo, pero eficaz, el que Harry se vaya a meter en tres pruebas realmente peligrosas es un asunto cuanto menos interesante, lo cierto es que te mantienes expectante para ver cómo diablos le va a ir y cómo va a superarlas, si fallará a la hora de obtener el trofeo o qué.

Ah sí, el guión va precisamente de eso, de cómo el protagonista se ve seleccionado misteriosamente (cómo no) por un cáliz que se encarga de escoger a los tres estudiantes mayores de diecisiete años (por las leyes federales de la magia, jejeje, contado así suena hasta gracioso) que quieren participar voluntariamente en una competición de tales características. Lo curioso es que Harry no cumple el requesito de la edad y encima no puso el papel dentro del cáliz, por lo que alguien estaba conspirando en ello.
Así pues, al estar seleccionado un menor de edad, todo el mundo cree que el protagonista he hecho trampa, la amistad de éste con sus amigos se verá puesta en peligro, así como su integridad física, que las pruebas no son precisamente para aprendices.

Como se puede ver, el guión es interesante, mantiene el interés, y las pruebas son una excusa perfecta para los efectos especiales, pues la mayoría de la película se sucede fuera de la repetitiva escuela y podemos ver un mayor número de seres extraños y paisajes diferentes. Mención especial merece la del dragón, que aun siendo la primera, me atrevo a decir que es la más emocionante de todas.
Los personajes tampoco desmerecen nada, tenemos algunos nuevos y podemos ver cómo los viejos empiezan a cambiar, en especial el mejor amigo del protagonista, Ron Weasley. Tanto él como Hermione y el propio Harry dan muestras de estar llegando a la adolescencia y el tema no está mal tratado, con un baile y empiezan los malentendidos de parejas, los desamores y las peleas.

Alastor Moody y Rita Skeeter son nuevos en el reparto, el primero será un profesor nuevo bastante excéntrico (la idea del ojo es genial) que apoyará fielmente a Harry por extrañas razones. Sin embargo, la segunda será una periodista metomentodo bastante incómoda y sensacionalista, que se ganará el odio entre todos. Lo curioso es que este personaje tiene una implicación mayor dentro de la novela (por lo que me han contado) y dentro de esta película se queda como un simple recurso gracioso y poco más. Veremos si en la siguiente añaden lo que se saltaron, que tiene ciertas implicaciones importantes.

Y aquí es donde entramos a los “fallos” de la película, al menos a mi juicio.
Me resulta difícil de creer (siendo quisquilloso, eso sí) el tema de las pruebas, con esa falta de seguridad y ese dragón suelto por ahí, que podría haberse contentado con algún miembro del público y poco más. Lo mismo pasa con la segunda prueba, que meten a algunos rehenes entre peligrosas bestias acuáticas, como si tal cosa. No sé, son detalles tontos pero que me llaman mucho la atención, por eso de las pretensiones de creerse ese mundo mágico con sus reglas y costumbres.
También hay relaciones entre personajes que se presentan inconclusas, Harry se enamora de una chica y al final ésta es olvidada por completo, no entiendo su lugar en esta historia y casi está de pegote.
Por no mencionar el premio que gana Harry, que ni se nombra, ni vemos como se lo dan ni nada de nada.

Además, la tercera prueba del laberinto, comparada con las otras dos, se queda corta y desilusiona un poco.
PERO, de todas maneras, gracias al giro argumental final (para los que no hayan leído el libro, un tanto inesperado) la película cobra un gran interés. Y puedo decir que la aparición de cierto personaje está muy lograda, así como la pelea, que mantiene interesado y expectante, esperando a ver cómo saldrá de esa el protagonista. No está nada mal, no.

Pues eso, una película muy entretenida, muy recomendable y sorprendente. La verdad es que no tiene desperdicio, para mí es la mejor de las cuatro de Harry Potter, al menos a mí se me pasaron las horas volando.



COMIC: Elektra Asesina, cuando la señorita Natchios molaba.
diciembre 27, 2005, 3:11 pm
Filed under: Uncategorized
Bueno, anteriormente hablé de la película de Daredevil y su contrapartida comiquera, de donde se supone que se habían basado. Consideré que no habían cumplido muy bien su cometido y que se saltaron muchos personajes y situaciones dignas de mención. Pero la verdad es que en el caso de Elektra es mucho peor, porque ya no solo estamos hablando de una adaptación fallida (que lo es) sino también de su versión actual en los cómics, que difiere mucho de sus inicios.
Con decir que la versión más fiel al personaje la pudimos ver en su colección regular con Bendis y Rucka… Con eso lo digo todo.

Y es que no entiendo el capricho de convertir al personaje en una asesina descafeinada y políticamente correcta, de esas que matan a todo quisque pero que, en el fondo, tiene su corazoncito y quiere redimirse. Aun así, mira que me gusta la etapa de Rucka, mira que tiene su aquel, sus buenas ideas y su planteamiento es cojonudo, un buen desarrollo del personaje, aparte de que se entiende el tema de la redención. Qué pena que al final no sirviera de nada, se empleara el peor desenlace posible y fijo que por ordenes del de arriba.
Pero bueno, me estoy saliendo del tema, lo que quiero decir es que Elektra, la verdadera Elektra, es la que podemos ver en una magnífica obra de Miller, que no desmerece nada al resto de obras maestras que ha realizado, estoy hablando de…

Elektra Asesina, ilustrada por Bill Sienkwiewicz. Este autor es poco conocido por los lectores novatos actuales, más que nada porque no tiene muchas obras en su haber y actualmente está un poco perdido, se le ve más como entintador que otra cosa. Es una pena, porque como autor completo es una aunténtica maravilla y tiene un estilo tan personal que no es del gusto de todos por su extraño surrealismo. Y es que explora todos los materiales, juega con la página como quiere y se atreve a todo, hay momentos en los que parece que esté haciendo un cuadro expresionista y en otros momentos parece que hace fauvismo. Todo tiene cabida: témpera, grafito, lápices de colores, lápiz normal, acuarela… El resultado final es magnífico, y nada convencional.

Es la primera vez que hablo del dibujante antes que del guionista, esto es debido a que la mayor parte del virtuosismo de esta obra se debe a él, sin Sienk, Elektra Asesina sería otra cosa muy distinta, me atrevería a decir que una obra mucho menor, mucho menos interesante.
Pero, ojo, eso no quiere decir que Miller no se porte, lo que pasa es que la suma de ambos aquí está muy conseguida, se complementan a la perfección y realizan algo bastante personal.

La trama en sí, de primeras, es muy confusa, es muy difícil ponerse al día y situarse. Esto se debe a que hay que tener en cuenta que estamos ante una historia fuera de continuidad, fuera de la misma editorial. Es que encima resulta difícil de situarla dentro del universo Marvel, pues se suponía que Elektra estaba muerta en aquellos momentos (aun no la habían resucitado) y podría decirse que esto es de antes de esos sucesos. De todas maneras, la ninja asesina tiene, en esta ocasión, extraños poderes mentales y la SHIELD que podemos ver dentro del relato es muy extraña, con un departamento capaz de resucitar a cualquiera a partir de unas máquinas, convirtiendo al muerto en una especie de ciborg indestructible. ¿Lo cuálo?

También podemos ver el origen de la ninja asesina en algunas viñetas y resulta confuso, ¿es acaso el oficial? No lo sé, aunque me gustaría.
La trama, por cierto, va de lo que significa La Mano, que es el clan ninja que apoya el poder de la Bestia, un ser que solo quiere la muerte de la carne (palabras textuales) en todo el mundo, que exista el orden a partir de la nada. Lo realmente divertido es que el susodicho puede adoptar cualquier forma, y en esta ocasión, el guionista, se permite criticar un poco a Nixon y Reagan de una manera bastante acojonante.
Por medio, podremos ver la intervención de SHIELD en todo esto y uno de los agentes es manipulado por la protagonista, Garret, un pendenciero malhablado, vago y poco sutil. Un gran personaje, en mi opinión, la contraposición del silencio y la meticulosidad de la ninja.

Aquí tenemos de todo, desde flashbacks narrados bajo la perspectiva de los personajes (muy curiosos gracias a la labor de Sienkiewicz), críticas de la política del momento, una ninja sin escrúpulos de la que no sabes si realmente está loca u obra por el bien de todos, tratando de salvar la Tierra… Todo esto, mezclado con un villano MÁS que carismático, un personaje secundario que toma el protagonismo en más de una ocasión (Garret) y acción, explosiones, situaciones delirantes, surrealismo extremo… Nada convencional, ASÍ es como se guioniza a un personaje de estas características.
Aparte, cabría destacar el buen empleo de las cajetillas de pensamiento, la narración está elaborada de esta manera y gana muchos enteros gracias a lo diferentes que son las personalidades de los protagonistas. También están las explicaciones dadas por los archivos de SHIELD, mediante pantallitas, recurso de Miller ya empleado en Batman: Dark Night , en aquella ocasión a través de pantallas de televisión.

Pues bien, ahora solo queda que Panini haga una reedición (esto es carne de Best of Marvel, sin lugar a dudas) o id a vuestra tienda especializada más cercana y tratad de haceros con la última de Planeta, que no estaba nada, nada mal. Tapa dura, buen papel, buenos complementos… No recuerdo el precio y a saber si lo han subido. Solo queda que podáis encontrarla, claro. Muy recomendable.



ILUSTRACIONES: Feliz Navidad, cómo no.
diciembre 26, 2005, 6:27 pm
Filed under: Uncategorized
La Alternativa no tiene dibujo o ilustración para felicitar la navidad. Por desgracia, no he tenido tiempo de preparar una. Sin embargo, por ello tampoco iba a quedarme sin decir…

¡¡¡FELIZ NAVIDAD A TODOS VOSOTROS!!!

Aunque con retraso…
Gracias por leer este blog y estar aquí, espero que lo paséis bien en estas fechas y que podáis estar con la familia y los amigos de buen rollo. Cuidado con el turrón, los bombones y demás, que empacharse es muy fácil.

Y, bueno, como siempre, paso a subir el proceso de creación de la imagen que realicé para +Q Cómics, donde colaboro como reseñista:

El primer dibujo que podemos ver es a lápiz, nada que reseñar. Aunque los copos me parecieron divertidos de realizar sobre los personajes que se encuentran entre las letras.

El entintado fue un poco desesperante, no contaba con rotrings de tinta china (de esos que son varios, dependiendo del grosor de la punta, dan excelentes resultados) y tuve que hacerlo a Pilot, eso se nota, lamentablemente.

El coloreado fue por acuarela, le he cogido gusto a esta herramienta y la verdad es que la disfruto muchísimo. A destacar el que las letras no estén coloreadas, debido a que no me atrevía por la confusión que podía producirse con el rojo de la acuarela, prefería ir a lo fácil en este caso.

Finalmente, algún que otro retoque por Photoshop y el coloreado de las letras. Así tenemos la imagen final.

Eso es todo, próximamente Elektra Asesina de Miller y Sienkiewicz, Harry Potter y el Cáliz de Fuego, la etapa de Rucka en Lobezno y ya veremos más adelante.

Un saludo.



CINE: La Vida de Brian, la risa que invita a la reflexión.
diciembre 23, 2005, 1:23 am
Filed under: Uncategorized
Año: 1979.
País: Reino Unido.
Duración: 94 minutos.
Director: Terry Jones.

Soy de aquellos que cuando van al cine tratan de evitar, sobre todo, las comedias de cualquier tipo. Y no es por nada, pero es que siempre que he entrado a ver una dificilmente me ha hecho reir, desde las espantosas comedias adolescentes americanas (AGH) hasta ese humor español zafio (ojo, no todo el humor español lo es, ni mucho menos) que escapa de mi comprensión. No descarto la idea de que quizás sea yo el problema, quizá yo tenga muy poco sentido del humor. Sigh, ¿qué le voy a hacer?
Pero… la verdad, es eso, ¿o es que ahora no se hacen comedias como antes? Lo digo porque veo algo como “Un Par de Solteros”, “El Jovencito Frankenstein”, “Mafia: Estafa como puedas” o “Una noche en la Ópera” y es que me descojono (sobre todo con la primera de esta lista, me parece genial). Eso sí, sin duda, la película que mejores ratos me han hecho pasar, la comedia que más me ha hecho reir ha sido sin duda “La Vida de Brian”.

¿Cuál era la historia que quedaba por parodiar? Sencillamente, la Biblia, posiblemente aquella de la que es muy difícil burlarse sin caer en la herejía o en la provocación fácil, un tema bastante delicado de tratar y poco agradable para aquellos que sean creyentes. Pero, joder, la verdad es que no puedo concebir una visión del Nuevo Testamento mejor de ésta, una crítica tan inteligente, cínica y voraz que encima nos brinda con ese humor tan soberbio, tan impredecible y sorprendente. ¡¡No puedo parar de alabarla!!
Desde el primer momento, las risas están garantizadas, todos los elementos de la vida de Jesús de Nazaret están ahí, solo que de un modo que nadie espera.

Estamos hablando de alguien que nació al mismo tiempo que el hijo de Dios, en Jerusalén, solo que bajo el nombre de Brian. Paralelamente a sus acciones, sus milagros y enseñanzas, el protagonista se verá envuelto en una trama de enredos donde una serie de malentendidos le llevarán a sufrir el mismo destino que el Mesías, y todo por la ignorancia humana más absoluta.
Lo encomiable, lo genial, es el mensaje que transmite la película, el mejor de los consejos que se puedan hacer y el resumen de todo: -No dejes que te digan lo que debes hacer o creer, simplemente sé tú mismo.

Es un mensaje que apoyo con fuerza y es presentado soberbiamente, de una forma bastante inteligente. En cierto modo, todo el humor de esta película es así, desde el tema de convertirte en Mesías porque sí y el capricho de que aparezcan milagros por todas partes para corroborarlo, hasta la desternillante verdad de lo que ofrecieron realmente los romanos durante su conquista. Inolvidable aquella escena donde se reunen los revolucionarios para hablar sobre lo que habían hecho los romanos por ellos, que eran, desgraciadamente, más cosas de las que se atreverían a admitir, flipante.

Y es que esta película invita a la reflexión, nos presenta hasta donde puede llegar el fanatismo religioso o político y lo indispensable que es el que seamos, simplemente, nosotros mismos, que creamos en lo que queramos sin que nadie nos cohiba, sin más. Esta sátira religiosa está considerada como la mejor película de los Monty Python, y no exageran, desde principio a fin hay un sin fin de situaciones surrealistas y exageradas que llevan un transfondo consigo muy interesante.
Altamente imprescindible, creo que nadie debería perdérsela.