La Alternativa


ILUSTRACIONES: El primer Contest of Champions, duelo de titanes entre Marvel y DC.
octubre 21, 2005, 10:20 pm
Filed under: Uncategorized
Más de uno se habrá quedado a cuadros con un título como ese, pues el Contest of Champions no es otra cosa que el nombre de dos miniseries que sacó Marvel hace tiempo, una dibujada por John Romita Jr. (en sus inicios, nada que ver con el actual) y otra mucho más actual de Óscar Jiménez.

El caso es que yo me refiero a cierto foro de Dreamers con ese nombre, que consiste en reunir 24 personajes para realizar una selección de 16, que será la escogida para un torneo donde, al azar, se enfrentarán entre sí hasta que quede solo uno mediante eliminación, el campeón, claro.
Yo soy el propietario de dicho foro y realicé varios dibujos de los combates que allí se hacían, por puro divertimiento y excusa para dibujar algo (no me llega la musa, no).

Aquí tenéis todas las imágenes hasta ahora, espero que os gusten.

Por cierto, que el foro en cuestión es este, todavía sigue en activo, aunque haya dejado de ilustrar los combates, agradezco las visitas.

Saludos a todos.

Anuncios


JUEGOS: Hollywood Monsters, el rey de las aventuras gráficas en España
octubre 19, 2005, 8:56 pm
Filed under: Uncategorized
Hoy me siento bastante nostálgico y podría hablar de aquella película que ví hace tiempo, esa que me encantaba cuando era pequeño y que viéndola ahora me sigue gustando. O quizá de aquella colección de cómics tan buena que me enganchó y aún sigue haciéndolo hoy en día. Pero no, la verdad es que hablaré de aquel juego que no me pasé hasta que lo retomé medio año después, aquel juego donde me quedé atascado más de una vez y el encontrar la solución se convertía en una aunténtica hazaña de la que sentirse orgulloso de sí mismo. Es aquel juego que… cuando me lo pasé del todo, no pude reprimir un sentimiento único que jamás volví a sentir, el orgullo de haber acabado toda una aventura que me mantuvo en vilo durante más de un año y cuya única ayuda era el consultorio de MicroManía. Qué recuerdos…

Os presento: Hollywood Monsters, la que considero la mejor aventura gráfica española jamás creada y por méritos propios. Claro que… lo cierto es que no puedo ser objetivo con él, porque, como ya he dicho, pasármelo fue de órdago y además es el culpable de que me enganchara a las aventuras gráficas. ¿Quién sabe? Igual de no habérmelo comprado, quizá hoy en día no conocería la saga de Monkey Island, el Broken Sword (que lo tengo pendiente) y todas las maravillas de Lucas Arts.

Este juego tiene una premisa muy original, imagináos que los monstruos de los años 30 a 60 existen, imagináos que el Drácula de la Hammer, el Frankenstein y la Momia de Boris Karloff (de hecho, hay una burla de esto bastante simpática, de que los dos monstruos se parecen), la Cosa del Pantano de aquellas películas de serie B, la Sherilyn presentadora de un programa de televisión… Todos ellos, no solo son actores, sino que son los monstruos de verdad buscando la fortuna y la fama en el cine. De ahí viene, lógicamente, el nombre del juego.

Todo comienza en una ajetreada fiesta donde se reunen para celebrar la entrega de premios anual en la mansión de Otto Hannover, propietario de unos prestigiosos estudios de Hollywood. A ella asistirá la joven periodista Sue Bergman, del diario de The Quill, para seguir de cerca la ceremonia, donde descubrirá los inicios de una extraña conspiración. Sin embargo, acabará descubriendo más de lo que debería y será secuestrada. Es entonces cuando entrará en acción Ron Perlman, el protagonista de esta aventura, que tratará de desentrañar el misterio llegando a pasearse por Transylvania (al castillo del viejo Conde), Egipto (en la pirámide de la Momia), los Cárpatos (donde la guarida del Hombre Lobo), al Lago Ness (en busca de un brebaje escocés muy fuerte), Suiza (en la casa del doctor Frankenstein), los estudios MKO (donde Hannover), etc…

Como podéis ver, la variedad de lugares es muy extensa y parece ser interesante. Y la verdad es que no solo hay muchos escenarios que visitar, sino que también hay muchos personajes con los que hablar y son excelentes. Muchos hay que son entrañables, como la niña de la margarita, los hermanos Hecker (¿podéis creeros que escribo todos los nombres de memoria?), el viejo de la flauta, las chicas de Drácula, las girl-scouts que buscan al Hombre Lobo, el cocinero de la mansión Hannover, el bueno de Charley… ¡¡Es una impresionante selección de personajes!! Posiblemente una de las más amplias que puedas encontrar en una aventura gráfica.
Otra de las cosas con las que cuenta de una variedad extensa, es en la cantidad de objetos que puedes encontrar durante toda la aventura, realmente hay más de 100 y lo digo sin exagerar.

Y por si todo esto fuera poco, el juego carece de un desarrollo lineal básico, realmente el argumento no es gran cosa, pero las ideas y las escenas tan ocurrentes suplen el conjunto maravillosamente. De hecho, estamos ante un juego donde hay muchísimo por hacer y todos los lugares permanecen accesibles en todo momento, hay una amplia combinación de objetos y no sabes si se emplearan en Egipto o en Australia. Es uno de esos juegos amplios donde puedes ir libremente a cualquier parte y realizar una acción antes que otra, asombra por sus posibilidades.

Sobre los gráficos, son del estilo de The Curse of Monkey Island, al menos emplea un motor y una resolución de pantalla similar, con personajes en 2D tras fondos de buena calidad. No tengo quejas en cuanto al ambiente y el diseño de personajes, de hecho el castillo del Conde es una de las mejores localizaciones. Sin embargo, de lo que sí puedo quejarme es de la animación de los personajes, que se presenta tosca y poco atractiva, sobre todo en las secuencias de animación, que son bastante pobres. Una pena, de haber sido mejores, tendríamos un apartado gráfico envidiable.

Como podéis ver, me encanta. Es, posiblemente, una de las mejores aventuras que he tenido la oportunidad de jugar. El único defecto serio que puedo sacarle es que la trama es simple y acaba de un modo típico, sin embargo… Joder, puedo perdonarlo por culpa de la gran cantidad de horas de juego que ofrece y su diversión. Altamente recomendable y mil veces mejor que lo siguiente que sacaron los chicos de Péndulo Estudios en todos los sentidos. ¡¡Quiero una segunda parte!!



CÓMIC: X-treme X-men, esa parcela de Claremont, segunda parte.
octubre 19, 2005, 8:02 pm
Filed under: Uncategorized
Retomamos el tema de la colección de X-treme X-men por su reciente fin tanto en USA como en España.

Nos quedamos justo después de la saga de España y Vargas. Después de semejante despiporre (Mater Christi!!) tenemos otra saga en busca de los diarios de Destino, solo que esta vez se sucede en Australia.
En ella vemos como un capo de la mafia es asesinado y las culpas recaen sobre los hombros de Remy Lebeau, que es el principal sospechoso. Aparte, Pícara va por su propio lado al ser la única que confía en que Gambito es inocente y le han tendido una trampa. Pero ambos son detenidos por un tal Loto Rojo, que está bajo las órdenes de Papá Gow, el examinador.
También conocemos en esta saga a los hermanos Heather (Salvavidas) y Cameron, que resultarán unos secundarios desaprovechados y MUY poco interesantes, tanto que actualmente están olvidados, solo el propio Claremont los recuperará en su miniserie de X-men: El Fin.
No hay que olvidar que aquí vemos los primeros pasos de Bishop siendo un detective y ese cambio de registro se hace muy agradable para el personaje, que se hace más interesante.
Por lo demás, al final resulta que hay un villano clásico detrás de todo, la trama se alarga ineccesariamente y el mes mudo termina por destrozarla. Aparte, es una saga un poco aburrida y olvidable, los personajes siguen ahogando con su verborrea y no paran de parlotear. Y todo esto sin mencionar cosas tan risibles como el papel de Shaw y la joven Mente Maestra, que no es peor que la extraña relación de Ororo y Cameron, para mear y no echar gota.
Un desastre.

Y después, para variar, tenemos el anual del 2003, que es un número donde los X-treme X-men son atacados por el Rey Sombra, que está deseoso de hacerse con el cuerpo de Pícara. En definitiva, un número típico donde vemos que los X-treme tienen mucha fuerza de voluntad, echan huevos a lo que sea y en la pelea vencen a sus enemigos. Nada nuevo bajo el sol y era mucho más interesante, sin duda, aquella que saga del Rey Sombra que Kelly (¿dónde estás?) hizo en X-men. Otra cosa bastante olvidable.

Es entonces cuando llegamos a la saga más larga de toda la colección, la Invasión de Khan. Para variar, Claremont vuelve a emplear a un villano que quiere camelarse a una de las mujeres-X (son tan irresistibles, por lo que parece) y empieza concentrándose tanto en ella como en Gámbito, del cual emplean su poder para abrir un portal interdimensional para así comenzar la invasión. Ey, empieza bien, lo juro, tiene su gracia la saga de marras, con el foco en Madripur, por fin no es New York o Manhattan las ciudades atacadas. Además, Víbora está de por medio y no tiene más remedio que aliarse para evitar la conquista.
Lo malo es que se alarga demasiado y se hace bastante pesado el que anden de batallita en batallita, uno acaba perdiendo el interés de todo lo que pasa. Sobre todo porque nada se aprovecha. Si Shaitan, la mano derecha de Khan, sustituye y toma la forma de Tormenta para confundir a los X-men, esto no se acaba viendo, al final simplemente le matan y punto. Por otro lado, demasiadas escenas donde los personajes están investigando y salvando a gente, el argumento no da para tantos números ni de coña. Y lo peor es que eso se sufre muchísimo mes a mes.
Lo mejor y más destacable es el cambio de Salvavidas (que, la verdad, es una ida de olla del guionista, porque menuda coincidencia que fuera la hija del Virrey y ahora… ¿Shi´ar? no hay quien lo entienda) y la intervención de Vargas, que es muy extraño que decida justamente el momento de una invasión para atacar, pero bueno, será por los diarios de Destino.
Lo que sí es increíble es lo mucho que se respetan las páginas que hemos podido ir viendo del diario, porque los fragmentos que se nos han ido mostrando, al final, acaban tomando forma inesperadamente, eso hay que concedérselo a Claremont. Por lo demás, el final está bastante bien, épico e impactante, sobre todo en lo que se refiere a los actos de Pícara. El problema es que no se explica la pérdida de poderes tanto de ella como de Gambito, una cosa muy rara, en serio.
Con todo esto, me atrevo a decir que esta saga es mejor que las otras dos, ya solo por ver a Tormenta contra las demás esclavas tiene su morbo, aparte de que el enfrentamiento final contra Vargas merece la pena, dentro de lo que cabe. En definitiva, suspende por su exagerada longitud (ocho números, ¡¡ocho!! para lo poco que cuenta) y porque tarda mucho en arrancar. Pero sin embargo, ofrece mucho más que las anteriores y tiene sus momentos. Qué pena lo de desarrollo.

Luego vendrían dos números de relax y tranquilidad, donde nos quedamos estupefactos ante los acontecimientos que suceden con Pícara y Gambito, que pierden los poderes sin razón aparente y encima vemos a Pícara intentando salvarle en el plano astral, con la visita de Tormenta y Jean. Una cosa un tanto bizarra donde los personajes mantienen la tónica que el guionista no deja de repetir: No te rindas, sé fuerte y todo te ira bien. Sigh…
El segundo número de tranquilidad es una fiesta entre amigos donde veremos a viejos conocidos que vuelven, como Kitty Pride y no está mal, pues pone las bases de lo que vendrá a continuación, con X-Posé y Cisma.

Y mira tú por donde, a mí no me parece que X-Posé sea una mala miniserie de dos números (mira qué cortita), sino que además me parece que no está nada mal la idea, con todo lo que tiene que ver con Ororo herida y sin poder ponerse en pie, ejercitando con Lobezno (no penséis mal, malditos) y tratando de superar su parálisis temporal. Aparte, todo lo que tiene que ver con el reportaje mutante es interesante y una excusa para presentar a los personajes e ir encauzando la serie. Es más, aquí veremos cómo Pícara y Gambito se asientan en New Orleans, ya sin poderes ambos, tratando de tener una vida.
En definitiva, esta pequeña miniserie no me disgusta en absoluto y tiene buenos detalles, mucho ojo con ese Arcángel, después de haber soportado al de Casey y el de Austen, me dio bastante rabia que no pasara a X-treme, para que Claremont le tratara como lo hace aquí. Qué pena.

Finalmente, la última saga que dibujaría Larroca en esta serie se llama Cisma, y es la mejor de esta primera temporada. En ella, la verborrea y la palabrería se reduce, no todo lo que debe, pero se nota una mejoría considerable. Aparte, la trama es muy interesante, volvemos al instituto de Xavier para presenciar la llegada de un nuevo villano muy ligado a Sabia, Elias Bogan.
Pero me estoy adelantando demasiado, en verdad todo comienza con unos extraños asesinatos que llevan a Bishop y Sage a investigar y todo conduce a un niño de la Escuela de Xavier. Emma (perfectamente tratada por Claremont, quedé sorprendido) no aprobará que se lleven al niño y hará las cosas por sí misma, investigando el caso por su propia cuenta. Pronto vería que ha mordido más de lo que puede masticar.
Lo más destacable es el enfrentamiento entre ésta y Ororo, donde se tienen en cuenta las situaciones del pasado y la pelea resulta muy entretenida, muy ocurrente.
Sin duda, y de largo, esta es la mejor saga de X-treme después de Intifada, una de las pocas que merecen realmente la pena. Con esto no estoy diciendo que sea una completa maravilla, pero desde luego se lleva un notable por la relación entre personajes y el misterio de la figura de Bogan. Aparte, Xavier hace aparición y mantiene una excelente conversación con Ororo digna de recordar. No está nada mal, no señor.

Como despedida, Larroca dibujaría un último número que profundiza en Sam Guthrie, conocido como Bala de Cañón. En él veremos cómo por fin es tratado como debe ser, como un hombre que ha crecido y ha dejado de ser el adolescente inexperto de antaño. Le veremos en el funeral de Estrella Oscura (al contrario que el resto de los guionistas, en esta serie vemos cosas que suceden en las demás, la continuidad actual es respetada) y volviendo con Lila Cheney para acabar en el grupo de los X-treme. Bienvenido sea.

¿Y Larroca? Pues se porta bien pero mejora en los números finales, y es que el coloreado de los primeros se presenta muy tosco sobre un lápiz quizá un poco sucio. Aparte, el color es casi siempre muy chillón y los brillos exagerados, se echa muy en falta un buen entintado porque el resultado no es del todo favorable y parece que habría sido mejor ver los lápices sin colorear, seguro que serían más vistosos. No obstante, ese color no hace más que restarle protagonismo a un trazo demasiado fino y con tramas.
Por suerte, en los números finales, sobre todo en Cisma, se nota una mejora considerable, parece que los autores se han asentado con ese sistema. Aún así, no dejo de pensar que habría sido mucho mejor el entintado, no acabo convencido con el sistema empleado.
Sobre Larroca, es espectacular y elegante. Su mayor problema es que tenía (ha mejorado un montón en X-men, lo juro) un repartorio de gestos faciales muy limitado, así como una narrativa bastante pésima, cuesta enterarse un poco de lo que pasa y solo las coreografías de las peleas resultan estar bien. Todo opinión personal, claro. Por otro lado, parecía que solo sabía dibujar jóvenes, porque los viejos le salen extraños y ver a Xavier con ese porte… cuesta de creer.
En definitiva, no lo hace mal y en la saga de la Invasión, por ejemplo, es muy sorprendente, falla el sistema del colorado a lápiz y la narrativa.

Nada más por ahora, de estos números (1 a 24) me quedaba con X-Posé y Cisma, el resto me es muy indiferente, la verdad.



CINE: Freaks, la parada de los monstruos.
octubre 17, 2005, 6:09 pm
Filed under: Uncategorized
Año: 1932.
País: Estados Unidos.
Duración: 64 minutos.
Director: Tod Browning.

Uno, cuando vea esta película, dependiendo de su percepción, podría asustarse al ver a unos seres deformados que podrían resultar repulsivos por sus extrañas formas. Si realmente pasa eso… Yo no lo entiendo. ¿Tan condicionados estamos por la sociedad actual, que se basa en los módelos de belleza canónicos que se remontan desde la mismísima Grecia de antes de Cristo? ¿Tanto como para que para nuestros ojos puedan resultar extraños y asquerosos los seres humanos que aperecen en esta película? Pues desgraciadamente, parece que es así, he llegado a ver como hasta algunos reían al ver a un pobre hombre con piernas deformadas que andaba de una manera extraña. No creo que hicieran lo propio si ellos fueran los susodichos, de hecho, quisiera ver cómo se sentirían en su lugar.

En todo caso, digo esto porque en la época en la que fue rodada y estrenada esta película, tuvo un fracaso en taquilla verdaderamente desastroso. Y todo porque muchos vieron esto como un recurso fácil para provocar al espectador y algunos hasta se quejaron de los actores desfigurados, alegando que son demasiado repulsivos para el espectador.
Diablos, tenéis que leer algunas de las críticas que se hicieron de esta película para quedaros con la boca abierta de incredulidad, o mejor os enseño un recorte de prensa sobre el film:

THE WASHINGTON POST (20-02-1932).
– Las mujeres piden a la policía que se censure ‘Freaks’. La película ha sido considerada demasiado horripilante por el Consejero de Rhode Island en Pro de Mejores Películas, una asociación de mujeres, y éstas han hecho llegar su protesta al capitán George W. Cowan, censor de la policía, en un intento de censurar el film. Sin embargo, en opinión del capitán Cowan, que aseguró haber visto la película tres veces, no hay nada reprobable en ‘Freaks’.

¿No es increíble hasta donde puede llegar la ignorancia? En fin… quizá deberían quitar el David de Miguel Ángel y la mitad de las obras de arte actuales, que los desnudos pueden resultar ofensivos, ¿no?
Menos mal que, en cierta medida, esta época es mucho más abierta en este sentido, aunque… dudo que en la actualidad pueda hacerse algo de estas características sin caer en el morbo fácil, dudo que se pudiera ofrecer esa visión tierna de los llamados “monstruos” del mismo modo que se nos es ofrecida aquí.

Dicho esto, en cuanto al argumento de la película, es sencillo. Va de un enano de circo llamado Hans, que se enamora perdidamente de la mujer más bella del lugar, Cleopatra. Sin embargo, ésta lo único que hace es reírse de él y le corresponderá solo para seguirle el juego, sin tener en cuenta sus sentimientos y aprovechándose de su gran fortuna, que es demasiada como para dejarla pasar, hasta el punto en que decide casarse con él para matarle y heredar su fortuna. Al final, podremos comprobar como los llamados “monstruos” se cuidan entre ellos y que si te metes con uno, lo haces con todos.

Bien, como podéis ver, casi es una película con crítica, podemos ver que los deformes (por llamarlos de algún modo) son motivo de burla para aquellos habitantes del circo que son más “normales” y al final ellos han de moverse para no permitir estos actos. Si bien, al final hacen honor al nombre que les ponen por actuar de una manera un tanto terrorífica e inquietante, llegando a tomarse la justicia por su propia mano, lo cierto es que esta es la consecuencia de que la sociedad les haya marginado hasta el punto en que se ven obligados a convertirse verdaderamente en unos monstruos para poder defenderse entre ellos.
Solo por este argumento, esta película fue considerada, en su momento, de terror. ¿No es increíble?
El caso es que esconde mucho más, en ella podemos ver cómo son los normales aquellos que causan dolor y sufrimiento, dañando moralmente a los deformes. Podemos ver que el verdadero monstruo se encuentra en esos actos, en la incomprensión y la falta de respeto hacia un ser humano solo por ser diferente y haber nacido ¿accidentalmente? de esa manera. Nosotros no elegimos cómo ser físicamente, pero sí psicológicamente, es algo que todos deberíamos aprender para respetarnos entre sí.
Por desgracia, es una utopía, está más que probado que el comportamiento de la gente varía respecto a la imagen que muestra el otro, es algo evidente y no reconocerlo sería engañarse a sí mismo. La imagen nos importa, y es debido al mundo que nos rodea y el modo en que hemos sido educados.

Sobre los personajes, debo decir que las “rarezas” son lo mejor de la película. La pareja de enanos es encantadora y el bello trato que hay entre ellos es ejemplar. Las siamesas prometen escenas de humor verdaderamente descacharrantes, donde una de ellas se casa con un tartamudo y la otra con otro chico, desarrollando escenas muy divertidas. Una mujer barbuda casada con un hombre pequeño que parece viejo, unos “niños” que cuida una amable comadrona, un hombre sin piernas, un hemafrodita mitad hombre mitad mujer, el impresionante hombre-salchicha, etc. Todos ellos reales, no hay trucos ni artificio, todos ellos existieron.

El único defecto que soy capaz de sacarle al film es el extraño final, lo cierto es que ver lo que hacen los “monstruos” del circo a Cleopatra por venganza es un tanto… exagerado, abrupto y extraño. Muy, pero que muy forzado, un giro argumental muy inapropiado para el mensaje que supuestamente debería transmitir esta película y que no pega con el resto del metraje para nada, que nos mostraba la humanidad de los “Freaks” durante todo momento.
Por lo que he podido averiguar, parece ser que se trata de un final cambiado por culpa de la censura, que por lo visto tuvo algo que ver. Es más, dentro de esta película hay una historia de amor un tanto metida con calzador entre dos personas normales, ¿por exigencias de producción? No estoy seguro de estos datos.

Aún así, se trata de una película de visionado obligatorio, sin duda una de las mejores que he podido ver. Hace pensar y las conclusiones a las que llegas no son nada agradables. Muy recomendable.



JUEGOS: Runaway, una de esas aventuras españolas.
octubre 17, 2005, 5:26 pm
Filed under: Uncategorized
Esta es una de las pocas aventuras gráficas que han sacado estos últimos años que merezcan la pena. De la misma compañía que los que hicieron el ya clásico Hollywood Monsters, nos presentan esta aventura que cuenta con, a mi juicio, el mejor apartado gráfico que he visto para un juego de estas características.

Y es que tiene un estilo cartoon muy adecuado, pero sin embargo los personajes no están hechos en 2 dimensiones, sino que cuentan con polígonos sin tener una apariencia realista, como dibujos en 3D. Esto hace que los personajes puedan contar con una animación muy fluida, estén muy ricos en detalles y además cuenten con sombras que cambian con sus movimientos. La verdad, es que queda de maravilla, sobre todo si contamos con los fondos en 2D, que recuerdan levemente a aquellos que vimos en The Curse of Monkey Island por sus perspectivas forzadas y formas caricaturescas. No obstante, tienen un color y un detalle excelentes, con unos tonos tan realistas que sorprenden. La verdad, creo que este es el apartado gráfico más adecuado para este tipo de juegos, la combinación es perfecta. Ojalá hubiesen hecho el Monkey Island 4 de este modo.
A esto sumemos que los diseños son muy buenos, cada personaje tiene su peculiaridad y las localizaciones tienen un ambiente perfecto.

Pero un apartado gráfico excelente no hace único al juego, sino la historia. Este juego trata de cómo se tuerce la vida de nuestro amigo Brian, que camino a la universidad, se verá forzado a implicarse en una trama repleta de conspiraciones, magia india y mentiras por doquier. Y todo por atropellar a la chica inadecuada.
La historia no está mal, de hecho mantiene en vilo y tiene sus momentos. El problema es que la explicación final puede dejar bastante indiferente, pues uno espera la sorpresa que nunca llega y resulta un tanto decepcionante.
El argumento es soso en el mejor de los casos, lo único que llama la atención es descubrir al final que nada es lo que parece y ofrece un giro de 180º en la trama bastante inesperado. Aún así, es bastante flojo en general, lo dicho, uno está toda la aventura esperando algo especial y no encuentra nada demasiado destacable, la historia queda típica y tópica, con un final demasiado light y complaciente.

Por otro lado, para ser una aventura gráfica tradicional con el sistema de siempre (muy cómodo, por cierto, con el empleo del ratón para rastrear la zona) se hace bastante pesada, porque hay demasiadas pantallas de exploración y zonas inhabitadas, todo son lugares solitarios y hay muy pocos personajes secundarios, hasta se pueden contar con la mano. Esto puede ser bastante aburrido, hay demasiado tiempo muerto con el personaje corriendo de un lado para otro y el ritmo, hay momentos en los que decae bastante. Si al menos Brian fuera un personaje carismático…
Para colmo, la aventura se hace corta, de no ser por su dificultad (no es elevada, pero difícil para los que no estén curtidos) se haría en un soplo.

En fin, no es que esté mal, porque los personajes están muy, pero que muy bien (dios, esos travestis tipo “Priscilla del desierto” no tienen desperdicio, así como aquel tipo obsesionado con los ovnis), los gráficos son de infarto, el protagonista está correcto (quizá el más soso de todos), la trama está bien y tiene sus momentos. Pero es que es eso, creo que se queda en lo que pudo haber sido y no es. De hecho, es una aventura buena, de las mejores que se nos han ofrecido estos últimos años, que tampoco es mucho decir, pero… se queda corta, le falta algo, le falta gracia y originalidad, se olvida rápido.

De todas maneras, sigue siendo recomendable, pues promete horas de juego y el apartado gráfico, como ya he dicho, es muy bueno.



CÓMIC: TOP 10. Moore sigue sorprendiendo.
octubre 17, 2005, 3:44 pm
Filed under: Uncategorized
¿Qué pasará en Marvel dentro de unos años? Mejor dicho… ¿qué pasaría en Marvel dentro de unos años si los editores fueran gente arriesgada e inteligente? Me explico, ¿qué pasará cuando todas las personas del mundo tengamos poderes y ser superhéroe haya dejado de ser una novedad para pasar a ser lo más vulgar? Pues la respuesta está en TOP 10.

Bienvenidos al universo donde nadie está libre de tener poderes, éstos son considerados un elemento de lo más normal y la policía es la más especializada en ese departamento. Los dioses andan entre nosotros, existen portales que conducen a universos donde Roma no tuvo su caída y sigue vigente hasta nuestros días, donde los animales disfrutan de diversos poderes y hacen de las suyas… En definitiva, bienvenidos a la gran mente de Alan Moore.
¿Alguien recuerda ese sello tan desafortunado (por su escaso éxito) que creó? ¿Ese America´s Best Comics? Pues bien, de ahí sale esta serie, y puedo afirmar que se trata de una de las mejores que han sacado de allí.

No por nada, pero es que el barbudo se porta de fábula y demuestra que su imaginación no tiene límites, es capaz de cualquier cosa y aquí nos ofrece un giro nuevo y radical en el tan manido tema de los superhéroes. Consigue que dejen de ser celebridades y el centro del universo para pasar a ser realmente personas normales con superpóderes y habilidades especiales, todo con una naturalidad pasmosa que sorprende.
De hecho, los personajes son muy tridimensionales, impecables. Cada uno de ellos tiene su propia personalidad y sus reacciones son lógicas respecto a su modo de ser. Tenemos a un bárbaro azul de mal genio pero buen corazón llamado Smax, una chica nueva que trata de cumplir con su trabajo sin destacar demasiado llamada la Juguetera, una mujer que mantiene a sus dos hijos y a su adorado marido llamada Irma, un joven antipático llamado Peter que siempre va en compañía de su amigo Tornado, la capitana Peregrina, un perro parlante que se sostiene en un exoesqueleto humano llamado Kemlo, un detective de policía que se comunica con su dios llamado Rey Faisán, la ágil y cambiante Li, la lesbiana Jack Phantom… En fin, hay un montón de personajes en la comisaría de policía, cada cual con su pequeño papel en la trama. Y todo esto sin olvidar al sinfín de secundarios que se pasean por la serie.

La serie consta de 12 números (al menos este primer volumen, en USA parece que han seguido pero con otro equipo creativo del que solo sé que Ordway está a los lápices) y en ellos podemos ver una serie de subtramas que nos llevan a conocer a los personajes y el mundo en el que viven. Un mundo tan peculiar que adopta personalidad propia y pasa a ser uno de los elementos más importantes de la colección. Podemos ver desde locales exclusivos para dioses de todo tipo hasta un barrio de prostitutas liderado por una giganta llamada Marge. Vamos, que la variedad es impresionante y muchos elementos están sacados de las grandes editoriales de Marvel y DC (normalmente son guiños, atención especial merecen las ratas que invaden la casa de la madre de uno de los policías). Nada es imposible y hay sorpresas, grandes sorpresas. De hecho, aquí puede morir gente y llegar nueva, como en cualquier comisaría normal.
Sobre la trama, lo cierto es que no hay una en concreto, más bien algunas que se conectan entre sí y forman un argumento importante por ser crucial para algunos personajes. Pero lo cierto es que los números pueden leerse por separado sin confusión alguna, puesto que hay algunos tan geniales como el 8, que va sobre la vida y la muerte. O el navideño número 6, donde se enfrentan a Santa Claus, o…

Nada de todo esto sería lo mismo sin el impecable dibujo de Gene Ha, dibujante de la miniserie de La Luna de miel de Cíclope y Fénix, por citar un ejemplo. Es de corte realista y detallado. Tanto, que logra una gran verosimilitud en todo aquello que es capaz de dibujar, que no es poco. Con tan solo decir que la arquitectura de la ciudad de Neópolis es impresionante, se nos es mostrada con unas escasas (por desgracia) splash page donde podemos ver los grandes edificios que se levantan imponentes en esa gran Metrópoli, con gente y coches volando por todas partes. Tampoco desmerecen nada sus figuras humanas de gran diseño imaginativo, los trajes son pintorescos y variados, algunos hasta se burlan de los que suelen llevar los superhéroes, como el del sargento López.
En definitiva, un dibujante excepcional que realiza uno de sus mejores trabajos, logra estar a la altura del guión y es capaz de cualquier cosa, desde mostrarnos a un terrible alienígena hasta una gran orbe romana futurista llamada Gran Central.

Podría seguir hablando de esta gran maxiserie de 12 números y no acabaría, está repleta de elementos a descubrir y merece muchísimo la pena por ese cambio de registro y vuelta de tuerca de los superhéroes. Si a todo esto añadimos que el dibujo es espectacular, estamos ante una obra redonda que creo que no desmerece para nada dentro del currículum del barbudo. Y eso… es mucho decir, estando Watchmen, V de Vendetta y From Hell de por medio.

Agradecimientos a mi amigo Jordojopo, propietario de la web A Colchonetazos (a ver si la actualiza de una vez), por haberme dejado esta maxiserie. Ahora está entre las primeras de mi lista a conseguir.



CINE: Dentro del laberinto. La magia vive.
octubre 13, 2005, 10:16 pm
Filed under: Uncategorized
Año: 1986.
País: Estados Unidos.
Duración: 101 minutos.
Director: Jim Henson.

Tienes 13 horas para ir en busca de tu hermano.
Para encontrarle, debes atravesar un laberinto repleto de peligros.
Elige entre eso o quedarte con todo lo que te ofrezco, ven a mí y seré tu esclavo.

Este es básicamente el argumento de esta película. Jareth, rey de los goblins, trata de hacer cumplir los deseos de Sarah, una chica que está harta de cuidar a su hermano, llegando hasta el punto de desear que se lo lleven para siempre. Sin embargo, se arrepentirá y al ver la cruda realidad, verá que hay cosas que no debería desear, pues podrían hacerse realidad.
Para recuperarlo, tendrá que atravesar un laberinto donde nada es lo que parece y donde encontrará tanto amigos como enemigos.
Actualmente, es difícil, por no decir imposible, encontrarse con películas de este tipo, tan aptas para los niños como para los mayores, es decir, que sean verdaderamente para todos los públicos. Así, a bote pronto, solo se me ocurre Charlie y la Fábrica de Chocolate de Tim Burton entre los últimos estrenos, sin contar con alguna que otra película de animación del estilo de Madagascar o los Increíbles. Pero claro, hablamos de películas de imagen real.
La imaginación en el cine se ha evaporado, la encuentro desaparecida y muy pocas cosas sorprenden hoy en día. Jim Henson, creador de los Teleñecos entre otras muchas cosas, sorprende como pocos en esta preciosa película, que ofrece todo un mundo por descubrir, repleto de personajes pictorescos, localizaciones muy variadas, situaciones inesperadas y momentos muy buenos, como la conversación final entre Jareth y Sarah, repleta de matices a descubrir.

Todos los efectos especiales están hechos “a mano“, no hay ningún uso de la tecnología digital salvo en el buho del principio, en los créditos. Esta artesanía es un trabajo digno de un maestro, apabullante, los escenarios están muy bien resueltos y desprenden una ambientación tan conseguida que son capaces de hacerte creer que son reales. Todo esto sin olvidar a los propios Goblins, que para ser muñecos gesticulan y actúan mejor que muchos actores reales (Orlando Bloom, aprende). Además, los hay verdaderamente complejos, como cierto robot gigante que en un momento de la película pretende cortarles el paso a Sarah y sus amigos o los Fyrelis, (nombre inglés original) unos duendecillos pelirrojos que pueden separar sus miembros mientras bailan sin parar.
Me pregunto si una película tan confeccionada y pensada como esta, con tantas proezas y tanto mimo en los decorados y efectos especiales sería posible hoy en día, lo digo porque dudo que la hicieran solo para ganar dinero en taquilla, veo ganas de hacerlo bien, el deseo de sorprender al espectador, de mostrarle lo maravilloso que es el cine. Qué pena que actualmente haya desaparecido este sentimiento casi por completo.

Todo esto sin olvidar que se trata de una historia con mensaje, muy metafórica, que trata de la pérdida de la niñez, ¿desea Sarah realmente despojarse de sus fantasías y sueños? Después de todo, el mundo del Laberinto no es más que una proyección de todos los elementos que están en su habitación. En él podemos ver la maqueta del laberinto, peluches que en verdad son los amigos que le acompañan durante la aventura, o bien los enemigos, tiene un poster donde puede verse una obra de Escher llamada Relativity, que son las escaleras del final.
Es un viaje por un mundo fantástico al estilo del Mago de Oz y Alicia en el país de las maravillas, solo que quizá con un estilo mucho más ácido y diferente, después de todo… hay amigos que pueden ser traidores. Poco es benévolo dentro del susodicho laberinto.

La actriz es una joven Jennifer Conelly, que se encarga de realizar un gran papel como Sarah, la chica que hace todo lo posible por recuperar a su hermano y evitar crecer deprisa, arrepentida por sus deseos. Lo cierto es que se mueve muy bien entre tanto muñeco y escenario, sus ojos lo dicen todo y hace un buen dúo con David Bowie, que interpreta a Jareth, el rey de los Goblins. Este músico de rock también compone algunas de las canciones que él mismo interpreta y canta durante la película, es tan creativo como camaleónico y es capaz de adoptar una figura imponente y misteriosa, terrible y ambigua al mismo tiempo. Lo curioso es que su música es tan mística como debería ser, bañada en tintes rockeros que se compaginan muy bien. Creo que la película no sería lo mismo sin él.

En definitiva, una de las películas más fantásticas e imaginativas que haya visto jamás. Su valor aumentará con el paso del tiempo (eso espero) por la complejidad artesanal de su espléndida ambientación y efectos especiales. Debo decir que fue la primera película de imagen real que recuerdo haber visto entera de pequeño y cuando la he visto de nuevo en la actualidad he quedado encantado, como antes, con la misma sensación. ¿Qué tendrá esta película que me sorprende tanto?